TRIBUNALES

Las víctimas del incendio en las galerías en O Carballiño cuestionaron la labor policial

Seis años después, arrancó el juicio por las indemnizaciones del siniestro en las galerías Magariños

La primera sesión de la vista oral tuvo lugar ayer en el Juzgado número 1 de Carballiño.
La primera sesión de la vista oral tuvo lugar ayer en el Juzgado número 1 de Carballiño.
Las víctimas del incendio en las galerías en O Carballiño cuestionaron la labor policial

Un total de nueve abogados participaron ayer en el primer día de la vista oral que tuvo lugar en el Juzgado número 1 de Carballiño en representación de los demandantes y demandados por el incendio ocurrido en noviembre de 2011 en el edificio de las galerías Magariños de Carballiño. La vista se prolongó desde las 10,00 hasta pasadas las 15,00 horas. Al final se personan como demandantes los dos policías que desalojaron a los vecinos durante el siniestro, la familia del exconcejal Edelmiro Mateo, que falleció a consecuencia de las lesiones, la familia de un menor que resultó gravemente herido y la compañía de seguros Axa. Los demandados son Gas Natural Fenosa, la comunidad de vecinos y su aseguradora Mutua General de Seguros y el Concello de Carballiño junto con su compañía Mafre.

Las preguntas de los letrados a las partes implicadas, a peritos y testigos se centraron en aspectos como la intervención de los dos policías, que según el testimonio de afectados y de ellos mismos, avisaron en los establecimientos comerciales y en las viviendas para evacuar desde el octavo piso por las mismas escaleras en donde se había producido el incendio. Los agentes declararon que el desalojo es lo primero que se hace en un siniestro de este tipo, aunque varios letrados cuestionaron la medida, ya que no intentaron sofocar las chispas que se desprendían del cuadro de contadores inicialmente y que originaron posteriormente el fuego.

Durante la evacuación una explosión en el mismo cuadro eléctrico originaba un intenso humo y altas temperaturas, dejando atrapados en la escalera a Edelmiro Mateo y su esposa, al menor, además de su madre y abuela y a los dos policías. Todos perdieron el conocimiento hasta que despertaron en la calle o en el hospital, después de ser rescatados. El interrogatorio también incidió en el tiempo que tardaron los equipos de emergencias y sanitarios.

Las condiciones en las que se encontraba el cuadro de contadores fue otro aspecto que abordó la sala. Elvira Abraldes, que por entonces era presidenta de la comunidad de vecinos y compareció como testigo, manifestó que no le constaba que hubiesen sido manipulados y que estaban en manos exclusivamente de Fenosa.

Concello y eléctrica, en el banquillo

Los denunciantes también respondieron a preguntas sobre las secuelas de las víctimas del incendio. Además del fallecimiento de Edelmiro Mateo, su esposa es una persona dependiente desde el siniestro y el menor, que ahora tiene 11 años, sufrió graves lesiones por las que ya le han practicado varias intervenciones quirúrgicas y todavía deberá someterse a algunas más, según declararon sus padres. En este juicio ordinario por la vía de lo Civil se decide sobre las posibles indemnizaciones a las víctimas, ya que la Audiencia provincial había descartado la responsabilidad penal. El actual presidente de la comunidad, Manuel Corral, y la anterior, Elvira Abraldes, confirmaron que su aseguradora ya entregó indemnizaciones para acometer las obras de acondicionamiento del edificio, necesarias tras el incendio. Además, los vecinos hicieron aportaciones para incorporar mejoras y reforzar la seguridad. No obstante, la póliza también incluye una parte alusiva a la responsabilidad civil por importe de 300.000 euros, que en el caso de producirse una sentencia favorable a los demandantes serviría para abonar indemnizaciones. Además, también se resolverá en este proceso sobre la responsabilidad de Gas Natural Fenosa y Concello de Carballiño.