EL SISTEMA QUE EVITA EL TRÁFICO EN EL CASCO ANTIGUO GENERÓ 100 SINIESTROS

Bolardos con luz y sonido para impedir accidentes

Con una inversión de 23.793 euros, el Concello de Ourense aprobó ayer en junta de gobierno la adjudicación del proyecto para la instalación de un sistema óptico-acústico que refuerce la seguridad de los bolardos ubicados en el Casco Histórico de la ciudad.
Bolardos con luz y sonido para impedir accidentes
Los numerosos incidentes que se producen contra estos sistemas de control de acceso y las correspondientes reclamaciones de afectados por daños en sus vehículos, han movido al Concello a buscar soluciones. Según la última memoria presentada por la Policía Local de Ourense, casi un centenar de vehículos colisionaron el pasado año con alguno de estos pivotes. Si bien, la mayoría se debieron a infracciones de los propios conductores por no respetar la luz roja del semáforo y tratar de pasar sin que baje el bolardo, según refleja el informe.

El nuevo sistema contempla la instalación de un avisador acústico, cuya señal se activa antes del inicio de la subida del bolardo y que se mantiene hasta el final del recorrido, así como un programador horario que interrumpe el sonido durante la noche para evitar molestias a los vecinos. Además del acústico, se instalará un avisador lumínico, que sustituirá a las actuales bandas reflectoras y que consiste en unas coronas ópticas Led de color rojo que se activa cuando el bolardo está en funcionamiento. Complementará al acústico durante el día y lo sustituirá por la noche.

La mejora se aplicará en todos los bolardos de acceso al centro histórico de la ciudad, 15 vías: calle Santo Domingo y Villar -que cuentan con tres puntos de control cada una-, Alejandro Outeiriño, Cruz Vermella, Doutor Marañón, Desengaño, Padre Feijóo, Julio Prieto, San Cosme y San Francisco.



TURISMO TERMAL

El Concello dio también ayer, un paso más en la promoción termal de Ourense con la adjudicación en junta de gobierno de la rehabilitación de una vivienda en el contorno de As Burgas para albergar el primer apartamento turístico-termal de la ciudad. El resultado del proyecto -al que se destinará un presupuesto de 77.805 euros- será un apartamento compuesto por un dormitorio doble, dos individuales, una salda de estar-comedor, un baño, una cocina, un área de almacenamiento y un trastero; que se pondrá a disposición de los visitantes que se acercen a disfrutar del entorno termal de la zona.

En este contexto, el Concello prevé acometer este año la rehabilitación de dos viviendas más para el mismo fin, a los que se destinará un presupuesto de casi 135.000 euros. Ambos proyectos serán financiados con cargo a la subvención concedida por la Administración del Estado para la puesta en valor de As Burgas.