ROBOS

Caen en Santiago los asaltantes de una anciana de Taboadela

Fueron detenidos cinco varones por robar y golpear a la mujer tras hacerse pasar por técnicos de Fenosa

La casa que asaltaron en Taboadela y golpearon a una mujer de 89 años.
La casa que asaltaron en Taboadela y golpearon a una mujer de 89 años.
Caen en Santiago los asaltantes de una anciana de Taboadela

La Guardia Civil detuvo, dentro de una operación bautizada con el nombre de "Vagalume", a  cinco varones en la provincia de A Coruña como presuntos autores del robo con  violencia que sufrió, en abril del este año, la vecina de Palacio-Soutomaior (Taboadela), Brígida L.P., de 88 años, a la que dos individuos golpearon entonces para sustraer 600 euros en efectivo y joyas. La víctima, que entonces residía sola, tuvo que ser atendida de varios politraumatimos en el cuerpo en el centro de salud.

Los detenidos son Brais R.B., de 24 años; David M.G., de 27, y Pablo P.S., de 32, los tres con domicilio en Santiago; Miguel F.B., de 26 años, de Ferreira, también en la provincia de A Coruña, además de otro santiagués, Alejandro G.O., de 26 años, que se encuentra cumpliendo condena en el centro penitenciario de Teixeiro.

La Guardia Civil también les atribuye robos y dos estafas en viviendas de personas de la tercera edad en los municipios de Xunqueira de Ambía, Baños de Molgas, Maside y Carballeda de Avia. Todos los delitos fueron perpetrados entre enero y mayo de este año, según fuentes del Instituto Armado.

La investigación arrancó el pasado mes de abril bajo la coordinación del Juzgado de Instrucción 1 de Ourense,  tras el robo y agresión a la octogenaria de Taboadela. Los agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil realizaron una inspección ocular en la vivienda, en la que, según pudo saber este periódico, encontraron elementos que permitieron identificar a uno de los detenidos. 

Durante las pesquisas, los agentes comprobaron que los cinco detenidos integraban un grupo perfectamente estructurado, que se desplazaban en parejas de forma periódica en coche  a la provincia de Ourense para perpetrar los robos. Una vez conseguido el botín, regresaban de nuevo a Santiago.


Personas mayores


La banda tenía información detallada sobre las carreteras secundarias de la provincia, por las que circulaban buscando domicilios de personas de avanzada edad, sobre todo aquellas que residen solas y alejadas del resto de vecinos.

Una vez localizado el objetivo el modus operandi era ganar la confianza de las víctimas para lo que se hacían pasar, en la mayoría de los casos, por operarios de una compañía eléctrica, de gas o funcionarios de la administración, lo que les servía de aval para acceder al interior de las viviendas. Después, entretenía al dueño de la vivienda, mientras el otro se buscaba dinero, joyas y objetos de valor. 


Violencia


Los cinco detenidos solo se mostraron violentos en la casa de Brígida L.P., algo que la Guardia Civil atribuye a que no conseguían encontrar dinero y joyas.  La víctima, que declinó pronunciarse sobre las detenciones, sostenía entonces que  les permitió la entrada al asegurar que eran técnicos de Fenosa, pero pronto se  percató de que uno de los delincuentes estaba revolviendo en los cajones de los armarios. Al llamarle la atención, ambos comenzaron a golpearla para que les diera el dinero y las joyas.

La mujer se lo entregó ante el temor de que durante la paliza le ocasionasen algún tipo de lesión en el marcapasos que llevaba puesto.  Una vecina salió en su ayuda y alertó a la Guardia Civil,  pero los delincuentes ya se habían fugado.


Investigación sobre los encapuchados


La Guardia Civil instaba este jueves a la población, sobre todo a las personas de la tercera edad, a no permitir la entrada de personas que no conocen a sus domicilios. Recuerda que ante la presencia de  cualquier otro técnico en sus viviendas, contacten con la compañía, llamen al cuartel o un vecino.

Los agentes dieron la operación "Vagalume" por cerrada, pero, según pudo saber este periódico, mantiene abierta otra en la actualidad para detener a los encapuchados que asaltaron la vivienda de un matrimonio de Allariz,  la de tres hermanas de Bande y la de otro matrimonio en Amoeiro. En todos los casos, los delincuentes golpearon las víctimas.  En este caso, las pesquisas  solo afectan a la provincia de Ourense.