TRÁFICO

Las carreras ilegales de coches vuelven a las calles de la ciudad

Vecinos de A Ponte denuncian la situación que, según afirman, va unida a actos vandálicos

Las carreras ilegales de coches vuelven a las calles de la ciudad

Los vecinos del número 4 de la calle Xosé Luis López Cid, en el barrio de A Ponte, vuelven a mostrar su alarma después de que en la noche del pasado viernes se registrasen nuevos derrapajes de turismos a altas horas de la noche, acompañados de actos de vandalismo descubiertos durante la mañana del sábado, como restos de orines en el portal del inmueble.

"Saíron borrachos do bar, berrando, e dous mexaron no portal", explica un portavoz de la comunidad de vecinos, que insiste en afirmar que estas carreras de coches y actos incívicos que padecen -entre los que se encuentran tanto las micciones encontradas este sábado por la mañana en el portal del inmueble como los cristales rotos de hace escasamente un mes- están directamente relacionados "co bar de abaixo". Añade que "a Policía Nacional pasa de seguido, pero a Local nunca pasa por aquí", se queja este miembro de la comunidad de vecinos.

Desde el Concello, el concejal de Tráfico, Seguridad y Participación Ciudadana, Carlos Campos, apunta que no tiene constancia de que se haya reproducido el problema y que puede que se trate de "algo puntual", aunque avanza que comprobarán si no es así.

Los actuales responsables del bar -antiguo Vega 70, ahora O Celme do Xurés- explican, por su parte, que "es imposible que haya carreras de coches aquí porque no hay espacio", y relacionan las quejas con las acciones "de gente que viene de los pueblos y pega cuatro derrapajes", frente al bar y las calles Xosé Luis López Cid y San Pedro Mezonzo. Por otra parte, niegan cualquier relación de estos hechos con el establecimiento hostelero y apuntan que todo se debe a las críticas de "un vecino concreto que vino de Suiza" y vive enfrente del bar.

Contra el local Vega 70 hay una sentencia del Juzgado de Primera Instancia que obliga a su cierre, según confirma la abogada de la comunidad de vecinos del número 4 de la calle Xosé Luis López Cid. Está relacionada con una denuncia de esta comunidad contra el anterior dueño del establecimiento pidiendo el cese de actividades molestas -como las citadas carreras de coches- y cierre del local.

Las denuncias fueron presentadas tanto en la Policía Local como en la Nacional en su momento, cuando en marzo del pasado año 2017 se recrudecieron las carreras por esta zona, reproduciéndose prácticamente todos los fines de semana, según explicaron los vecinos afectados en aquel momento.

Un extremo que fue confirmado tanto por el en aquel entonces subdelegado del Gobierno en Ourense, Roberto Castro, como por el Concello de Ourense.


Recurso


Ante esta reciente sentencia de Primera Instancia cabe recurso ante la Audiencia provincial. En todo caso, los actuales responsables entienden que esta sentencia no les afecta directamente.

Por su parte, la comunidad de vecinos sigue reclamando más seguridad y control en el entorno de esta zona de A Ponte, y más presencia de Policía Local.