SANIDAD

El centro de salud de A Valenzá podrá abrir el próximo enero

El nuevo ambulatorio, ubicado en la calle As Burgas, contará con odontólogo e higienista bucal

Visita al nuevo centro de salud de A Valenzá, emplazada en la calle As Burgas.
Visita al nuevo centro de salud de A Valenzá, emplazada en la calle As Burgas.
El centro de salud de A Valenzá podrá abrir el próximo enero

El nuevo centro de salud de A Valenzá, emplazado en la calle As Burgas, abrirá las puertas a principios de 2017 con la incorporación de un odontólogo, un higienista bucal y un auxiliar clínico al cuadro de personal actual, integrado por cinco médicos, dos pediatras, seis enfermeros, tres auxiliares administrativos y una matrona. Prestan servicio en un bajo alquilado en la avenida de Celanova, con 6.622 tarjetas sanitarias registradas.

"Barbadás crece polo que probablemente haberá algunha incorporación máis", indicó Eloína Núñez, responsable de la Xerencia de Xestión Xestión Integrada de Ourense, durante la visita al nuevo ambulatorio.

En cuanto a su apertura, se pidió una prórroga que termina a finales de diciembre. "A urxencia de abrilo é tal, xa que os profesionais están nun baixo, que todo o equipamento xa o temos comprado polo que cando nos entregen a obra, xa o traemos. Esperamos que no mes de xaneiro o teñamos aberto", puntualizó Núñez.

El nuevo ambulatorio tiene una superficie de 1.268 metros útiles distribuidos en dos pisos de tal forma que se cuatriplica el espacio disponible en la actualidad. 

Plantas

En la primera planta, se ubicará el área de medicina general con un total de 11 consultas, de las que 10 serán de médico y enfermero y una para dentista. La planta baja acogerá el área de salud materno infantil con una sala de educación maternal y otra de matrona, dos de pediatría, dos de enfermería pediátrica, salas de muestra y polivalente, consulta de la mujer y atención urgente así como salas de estar y de juntas para el personal.

El solar fue cedido en su momento por el Partido Popular, ahora en la oposición, a la Xunta y las principales críticas del actual equipo de gobierno, PSOE-BNG, es su ubicación, en una pronunciada pendiente por lo que estudian la construcción de un elevador acompañado de una pasarela para solucionar el problema de accesibilidad.