EN LA CIUDAD

El concurso para reformar la Plaza de Abastos de Ourense, "en breve"

Moure asegura que son "los últimos coletazos" y oposición y placeros se mantienen escépticos

Visitantes en el mercado provisional hasta la reforma integral, situado en la Alameda.
Visitantes en el mercado provisional hasta la reforma integral, situado en la Alameda.
El concurso para reformar la Plaza de Abastos de Ourense, "en breve"

El concurso para licitar la reforma integral de la Plaza de Abastos número uno de la ciudad podría estar a punto de desbloquearse, según el Concello, tras meses de vaivenes entre los departamentos municipales de Intervención y Asesoría Jurídica por discrepancias en los pliegos del expediente administrativo. El documento que debe permitir la reforma integral de uno de los proyectos estratégicos más importante de la ciudad ha sufrido diferentes cambios, complicándose el proceso con la entrada en vigor de la nueva Ley de contratación pública. En palabras de Flora Moure, la edil de Comercio, "la previsión es que el proceso de licitación salga en un periodo muy breve". Afirma que están dando "los últimos coletazos para llevarlo a Junta de Gobierno". El último motivo que impide el desbloqueo de esta situación es un informe de la asesoría jurídica. "Es un pliego muy complejo, de mucho importe e importancia y de lo que estamos ahora pendientes es de esos informes para resolver las discrepancias técnicas y jurídicas que había", resalta Moure. Sin embargo, prefiere no "garantizar" nuevos plazos de reforma "hasta que el contrato esté adjudicado".


Sexto traspaso


A las discrepancias entre departamentos por los criterios que los responsables mantienen sobre los pliegos del concurso ya aludió el alcalde, Jesús Vázquez, hace semanas: "Es la sexta vez que pasa de un lado a otro", llegó a manifestar.

En 2015, el Ministerio de Fomento accedió a financiar, con cargo al 1,5 % cultural, 3,6 de los 5,5 millones que costará la reforma. Los retrasos y las consecuentes prórrogas en la ayuda estatal han dado pie a la especulación, pero desde el Concello no ven riesgo en que se pierda esa subvención. "Creemos que no corre ningún peligro, no hemos tenido ninguna comunicación de lo contrario por parte del Gobierno central, al que comunicamos los plazos", asegura la concejala de Comercio.

José Ángel Barquero, portavoz del PSOE e impulsor de la comisión de seguimiento de la situación de la reforma de la plaza, cree que "cabe la fundada sospecha de que pierdan la subvención". Barquero tacha la situación de "anómala" y las discrepancias entre departamentos municipales como "excusa". "La ciudad necesita esta rehabilitación de manera urgente. El concurso tiene que salir ya, es una demora especialmente grave", señala el portavoz socialista.

Flora Moure defiende que la reforma de la plaza de abastos "nunca ha sido un proyecto enquistado, desde 2016 no se ha dejado de trabajar en él". Las "complicaciones" en el expediente administrativo las achaca a la nueva ley de contratos públicos "que entró en vigor en medio del proceso de licitación".


Placeros escépticos


"Con las próximas elecciones municipales, esperamos que la reivindicación de los partidos sea el rianxo, el primer objetivo. No queremos un rianxo de la Edad Media, sino uno moderno y atractivo y que debe estar en el exterior", dice Emilio González, presidente de los placeros. El representante de la Plaza de Abastos dice que la situación es de "escepticismo" y prevén un "retraso largo". "Hablábamos de cuatro años y no la veremos antes de seis", asegura. "Lo que pedimos es que salga ya el concurso y no se pierda la subvención", añade. 


"El mercado tiene que ser exterior"


El último balance de los placeros del emplazamiento provisional en la Alameda habla de un incremento del 30% de afluencia. Emilio González, el presidente de la Plaza de Abastos reivindica el nuevo "modelo" de plaza que mira a otros lugares como Santiago de Compostela y A Coruña. "Estamos francamente contentos y haciendo los deberes, pero este mercado tiene que estar en el exterior, ese es el atractivo de las plazas. Cuando cambiemos, este modelo continuará en la plaza, un mercado que queremos que se convierte en un lugar de interés para Ourense", señala.