TALENTO OURENSANO

Creatividad a partir del papel

Las hermanas ourensanas Cristina y Beatriz Velasco construyen realidades de papel. La calidad de sus creaciones les ha valido el Eloy Gesto de los premios de Artesanía de Galicia, dotado con 4.000 euros para formación

Cristina y Beatriz Velasco, artesanas de Anaquiños de Papel; y decoración pensada para Navidad.
Cristina y Beatriz Velasco, artesanas de Anaquiños de Papel; y decoración pensada para Navidad.
Creatividad a partir del papel

Mi hermana no vino a la entrega de premios porque estábamos seguras de que no nos iba a tocar, así que se quedó trabajando", explica, entre risas, Cristina Velasco (Ourense, 1985), de la empresa Anaquiños de papel. Pero sus cábalas fallaron: "Cuando pusieron el video con el que decían 'el premio es para...' pusieron nuestras imágenes, y ahí rompí a llorar". Así de emocionada, Velasco recogió el premio Eloy Gesto de la Fundación Artesanía de Galicia, una beca valorada en 4.000 euros. "Me emocioné porque sé todo el trabajo que hay detrás y también sé la falta que nos hace este premio", comenta la ourensana, que se dedica, junto con su hermana, a hacer origami -artesanía de papel-. El dinero recibido debe ser invertido en formación, por lo que Cristina, la menor, tiene pensado irse a Londres un par de meses y recibir clases de artesanos que, como ellas, se dediquen a trabajar con papel. "No tenemos estudios específicos, así que nos va a venir muy bien", resalta.

Anaquiños de papel comenzó a rodar en 2012 de la mano de Beatriz Velasco, la mayor. "Todo empezó como hobbie, porque a ella le gustaba mucho decorar los paquetes de regalos y empezó a hacer figuras de origami tan bonitas que le dijimos que se abriese un blog", dice la pequeña. Tiempo después, Velasco decidió probar la artesanía de papel como forma de combatir el estrés, y terminó enganchándose a la aventura de su hermana. "Abrimos la página de Facebook y luego ya vimos que iba creciendo, porque la gente empezaba a pedirnos presupuestos, y en 2014 nos dimos de alta como empresa", relata. Desde ahí, han trabajado para marcas como Inditex, Loewe, Vogue o Pandora, entre otras. "Nos cansamos de ser becarias y de trabajar para otros así que, aunque no es nada fácil, decidimos arriesgarnos", reconoce Velasco.

Ahora, tienen su propio taller en la ciudad de A Coruña. Un espacio en el que hay, además de "mucho papel", impresoras, plotters de corte, ordenadores para hacer diseños y mesados sobre los que conseguir que la idea tome la forma que ellas tienen en mente.


Artesanía para decorar y talleres de creatividad


Entre las piezas realizadas por Anaquiños de papel se pueden encontrar ramos de papel para novias, invitaciones de boda, coronas, lámparas o flores de papel de diversos tamaños, entre muchas otras. Además, las hermanas también imparten talleres de creatividad y origami en diversas ciudades, tanto gallegas como en el resto de España. "La gente se da cuenta del trabajo que hay detrás cuando damos las clases y ven cómo se hacen las cosas", explica Velasco.