ANÁLISIS

El PSOE mira hacia Barquero

Sin sorpresas, Ferraz avaló ayer el acuerdo adoptado por la Ejecutiva Nacional del PSdeG de fijar las primarias para elegir candidatos a las alcaldías y a la Xunta el 18 de noviembre. Tensión y nervios inundan ya el PSOE ourensano

José Ángel Vázquez Barquero, en su despacho del grupo municipal.
José Ángel Vázquez Barquero, en su despacho del grupo municipal.
El PSOE mira hacia Barquero

Ya no hay marcha atrás. La dirección federal del PSOE avaló ayer la decisión adoptada el miércoles por la ejecutiva nacional del PSdeG de hacer coincidir el 18 de noviembre las primarias para elegir a sus candidatos a las alcaldías de municipios de más de 20.000 habitantes con la designación del aspirante a la presidencia a la Xunta, una maniobra que ha causado revuelo en las filas socialistas por lo inesperado.

"Hay bastante sorpresa porque todo el mundo estaba ya con la cabeza en las municipales, no en otra cosa, ahí deberían estar todos los esfuerzos", señala un militante del partido en Ourense, una visión muy distinta a la que aportan el secretario provincial, Rafael Rodríguez Villarino, o el local de la ciudad, José Ramón Fernández Morgade, que avalan el movimiento del líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, de "unificar los calendarios".

Con todo, los ojos del socialismo ourensano están puestos en la carrera para elegir al candidato del partido en el Concello de Ourense, un proceso en el que la mayoría mira hacia el actual portavoz municipal, José Ángel Vázquez Barquero, cuya decisión de postularse o no puede condicionar otros movimientos. Pero el hermetismo alrededor de su futuro es total, como apuntan desde diversas fuentes consultadas, que hablan de "nervios" por lo que pueda pasar.

"Es el primero hay que consultar, para saber qué piensa", apunta Rafael Rodríguez Villarino, cuyo nombre aparece cada vez con más fuerza en las quinielas para luchar por el puesto de candidato. No cierra esa puerta, pero quiere dejar claro que "lo más importante no es una persona, sino una buena candidatura y un proyecto", por lo que aboga por "sentarnos todos y reflexionar porque en política debe primar el interés social", recordando el reto "tan importante que tenemos para salir a ganar y que el cambio llegue también a la Diputación y a la Xunta".

Fernández Morgade, por su parte, ya dejó claro desde su elección como secretario local que estaría al margen de este proceso, por lo que anima a "todo aquel que quiera a postularse, porque yo siempre estoy a favor de las primarias y que la militancia decida".

No son los de Barquero y Villarino los únicos nombres que suenan en los mentideros socialistas. Es habitual que en estas quinielas surja el carballiñés Pachi Vázquez, aunque no parece una alternativa factible, aunque sí podría "apadrinar" al médico Óscar Pérez Carral, al que muchos dan como seguro en este proceso orgánico.

Por su parte, todo apunta a que la "tercera vía" jugará sus cartas, con el actual concejal Javier Rey como apuesta más probable. No falta tampoco en las apuestas la exdiputada Laura Seara.

La flexibilización que el PSOE  ha introducido en su reglamento, que permite prácticamente a cualquier militante postularse al reducirse el número de avales e introducirse la segunda vuelta hace todavía más impredecible el escenario. El tacticismo, para intentar ganar peso en la candidatura como ya sucedió en procesos anteriores como el provincial, es otro de los factores que hay que tener en cuenta. Sin embargo, parece que lo primero que marcará estas primarias será la decisión de Barquero. En él están puestos, al menos hasta la próxima semana, los ojos.