TRIBUNALES

A juicio por maltratar a sus hijos y abusos sexuales en Ourense

La fisca pide para el encausado hasta 10 años y medio de prisión

A juicio por maltratar a sus hijos y abusos sexuales en Ourense

José F.B. será juzgado a finales de mes en la Audiencia provincial por agredir a sus dos hijos menores de forma habitual -la fiscal habla de palizas diarias- , aunque también está acusado de abusos sexuales.

La fiscal del caso, que se instruyó en 2015 en el Juzgado de Celanova, reclama hasta nueve años y medio de prisión así como la privación de la patria potestad por los delitos de abusos sexuales, violencia habitual y maltrato en el ámbito familiar (sin causar lesión).

La acusación pública circunscribe los hechos delictivos entre diciembre de 2013 y marzo de 2015 cuando los menores regresaron al domicilio familiar y reanudaron la convivencia con los progenitores. La fiscal asegura que el inculpado, prácticamente a diario, pegaba a sus dos hijos, propinándole golpes en cualquier parte del cuerpo. Para ello, según esta versión, utilizaba distintos objetos como una cuerda, palo, escoba o un cinturón. La abuela de los niños fue testigo de alguna de esos episodios violentos como cuando en la Navidad de 2014 pegó a su hija con una cuerda.. 

Consta en el procedimiento, que el encausado presuntamente pegó a su hijo varón con una escoba en la cabeza, argumentando que no había recogido la cocina.
No consta ningún parte médico que objetive las lesiones que pudieron sufrir los niños en el domicilio familiar dado que nadie los acompañó a ningún centro sanitario. 
Asimismo, tal como recoge la acusación pública, el acusado durmió en varias ocasiones en la cama de sus hijos, lo que, según añade, fue aprovechado por José F.B. para realizar tocamientos a la niña.La fiscalía pide por los abusos seis años de cárcel, además de la prohibición de aproximarse a la víctima durante 10 años e inhabilitación para  trabajos que conlleve un trato regular con menores, además de la privación de la patria potestad. Por la violencia habitual, añade dos años y medio,  además de cuatro años de alejamiento con respecto a las víctimas así como dos años más de cárcel por dos años de maltrato en el ámbito familiar y tres años más de prohibición de aproximación con respecto a los menores.