COMICIOS GENERALES

Politólogos ven clave un “cambio de mentalidad"

Los expertos apuntan que las Generales serán "un termómetro" para el 26-M

Politólogos ven clave un “cambio de mentalidad"

Los expertos en Ciencia Política tienen la sensación de que la decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de convocar las Elecciones Generales a menos de un mes de que se celebren las municipales y europeas se convertirá en una prueba de fuego para los diferentes partidos políticos, a los que urgen, tras varios años marcados por la fragmentación parlamentaria, un "cambio de mentalidad" para dar carpetazo a un bipartidismo que, según coinciden, ya es historia.

"Hai que concienciarse de que estamos a vivir uns tempos nos que será momento de gobernos de coalición, con maiorías amplas para dar estabilidade", señala el politólogo y profesor de la Universidad de Vigo Álvaro López Mira.

Otro docente de la institución viguesa, José Rúas Araújo, va algo más allá y urge a los partidos políticos a trabajar en un "Pacto de Estado" y dar un vuelco a la legislación vigente. "Si las encuestas no dan a ninguno ni el 30% de los votos, eso puede llevar a una nueva situación de ingobernabilidad. Como hemos superado el bipartidismo, quizá sería el momento de analizar una reforma de la ley electoral, nos hace falta una segunda Transición", comenta.

En lo que tampoco tienen duda los politólogos es en el condicionante que supone la proximidad de las Generales con la cita ya confirmada hace meses de los comicios municipales y europeos.

El doctor en Comunicación Política Pablo Vázquez Sande apunta que "es algo muy difícil de medir, aunque sí será un termómetro muy bueno", añadiendo que "quizá les puede venir mejor a los dos grandes partidos, siempre que puedan utilizar una mayoría suficiente para conseguir la gobernabilidad suficiente para rentabilizarla". Vázquez Sande cree que en "lugares como Ourense pueden influir más las Generales".

Por su parte, tanto José Rúas como Álvaro López apuntan al posible hartazgo entre la ciudadanía."Estamos nunha campaña electoral permanente pero todo o barullo mediático que hai pode afectar máis que nunca, pode ser esgotador", señala López, mientras que Rúas dice: "Cada prueba es un test".

Todos ellos coinciden, sin embargo, en que es positivo evitar un "superdomingo" el 26 de mayo. "Por responsabilidad de Estado deberían ser después del verano, en septiembre, claro que hay una cuestión partidista, buscando un efecto arrastre y que todo el PSOE reme junto", asegura Rúas.

Por su parte, Álvaro López considera que "non estaría ben xuntar tantos avatares nun mesmo día, porque sería un pouco de tolemia, as xerais teñen entidade suficiente para ir soas. Se queremos aforrar, non celebremos eleccións", dice sobre las críticas a la separación por representantes como Alberto Núñez Feijóo.

El politólogo Pablo Vázquez cree que Sánchez ha adelantado los comicios "para evitar una debacle, sirviéndole también para proyectar los últimos escenarios, como la manifestación de PP, Ciudadanos y Vox, por lo que es una estrategia en clave de partido". Este experto en comunicación política apunta también a la configuración de las campañas electorales, "en las que quizá los principales líderes no vengan tanto por aquí".

Por otro lado, tanto Álvaro López Mira como José Rúas Araújo muestran su preocupación por la "poca importancia" que se concede a las europeas, que han sido relegadas todavía más con la convocatoria de las Generales.