LA CATEDRAL TIENE PENDIENTE LA RECUPERACIÓN DE LA CUBIERTA DE LA CABECERA, QUE PRESENTA GOTERAS

El Pórtico do Paraíso vuelve a la luz, pero sigue la humedad

El Pórtico do Paraíso de la Catedral de Ourense lucirá desde final de año en todo su esplendor, recuperando su colorido original. La semana pasada comenzaron los trabajos de restauración de la obra, con una inversión de 64.000 euros, que acometen cuatro profesionales del centro de restauración San Martín (dependiente de la Diócesis de Ourense, que es la única de Galicia que cuenta con un centro propio para estas tareas).
El Pórtico do Paraíso vuelve a la luz, pero sigue la humedad
La recuperación del Pórtico congratula a la Diócesis de Ourense, según manifiesta el delegado de Patrimonio, Miguel Ángel González, quien destaca el valor de esta obra. No obstante, lamenta que haya quedado fuera de esta intervención la recuperación del mural ubicado en el lateral norte del Pórtico, la pintura de San Cristóbal, que se encuentra muy deteriorada como consecuencia de la humedad que entraba por la torre (que ya fue objeto de una intervención para evitar las filtraciones).

Sin embargo, la intervención que más preocupa en este momento es la reparación de la cubierta de la cabecera de la Catedral, con el fin de subsanar las goteras, que afectan en gran medida a la sacristía del Santo Cristo. 'Se trata de una necesidad muy urgente, porque está realmente afectada', indica el delegado de Patrimonio, recordando que en épocas de lluvia incluso se hace necesario recoger las goteras con cubos. Sin embargo, no hay fecha prevista para esta intervención, fundamentalmente por cuestión de presupuesto (el coste está estimado en 200.000 euros), y la demora podría agravar el deterioro que ya sufre.

Otros trabajos pendientes en la Catedral son la intervención en la Capilla de San Juan, así como la reposición de la chimenea de la calefacción, que se desprendió, y esperan poder recuperar en otoño. Más lejano es el proyecto de ampliación del Museo Catedralicio, que lleva dos décadas pendiente y sigue sin previsión.

“Se conservará la pintura original, que es la técnica que tiene valor'
El Pórtico del Paraíso data del siglo XIII, pero se desconoce cuándo fue pintado. En la Catedral no hay ningún acta de los últimos siglos que acredite una intervención de este tipo (habitualmente se recogían todo tipo de detalles), por lo que Miguel Ángel González considera que también podría ser medieval.
Según explica la directora de la restauración, Vania López, 'el soporte de piedra está bien y la policromía también se encuentra bastante bien, pero en algunos sitios hay algún desprendimiento de pintura'. También está muy oscurecido por el humo de las velas o polvo acumulado de años. Por ello, primero realizaron una limpieza superficial y estos días están con otra química, para retirar la suciedad que penetró más, y que requiere sumo cuidado para no causar daños. Posteriormente, repararán las zonas en las que hay pérdidas, pero no se hará un pintado general. 'Sólo se pinta donde hay faltas. Se conserva el original, que es la técnica que tiene valor', indica. De hecho, al retirar la capa de suciedad recupera en gran medida su color. Y en los puntos donde sí se pinta se emplean productos reversibles, normalmente acuarela, por lo que se podría retirar la intervención realizada por los restauradores.
En la actuación se incluye también la imagen de la Virgen de Belén, en el retablo lateral sur. 'Ya se limpió, pero tiene varias capas de pintura e intentaremos llegar a la pintura original', indica la restauradora.