El test de carga en la Alameda se hará “por mayor seguridad"

Barquero critica "que se haya tardado casi cuatro meses" en tomar la decisión: "Es un despropósito" 

El test de carga en la Alameda se hará “por mayor seguridad"

La concejala de Comercio, Flora Moure, confirmó oficialmente durante la comisión de seguimiento del proyecto de rehabilitación de la Plaza de Abastos número 1 la realización de una prueba de carga en la Alameda, donde se ha levantado el edificio que albergará a los comerciantes durante los casi dos años que se prevé que duren las obras en el mercado.

Esta decisión, según explicó en la reunión la arquitecta municipal Elvira Carregado, y confirmó Moure posteriormente, "pese a que ningún informe técnico exige o considera la realización de un test de carga, pues la obra ya se ajustó a los parámetros técnicos que exigía el pliego".

No obstante, la petición registrada por el portavoz del PSOE, José Ángel Vázquez Barquero, en la reunión precedente de la comisión, fue tenida en cuenta por el gobierno local. "Para garantizar la seguridad de la obra y la tranquilidad de los grupos políticos, se realizará la prueba", señaló Moure.

La gestión de los tiempos no ha convencido, sin embargo, a Barquero, que habla de "un despropósito" con la gestión de este proyecto. "En octubre ya dimos el consejo y han tardados tres meses y medio en tomar una decisión, si para algo tan elemental pasa esto, ¿qué pasará con el resto?", dijo el socialista.

Fecha por definir

No se ha fijado todavía, sin embargo, la fecha en la que se realizará la prueba de carga, que se deberá consensuar con la concesionaria del parking de la Alameda, que tendrá que cerrar durante dos días para los exámenes, "ya que el movimiento de coches puede afectar a los resultados, así como la disposición de las entradas", señala la concejala de Comercio, que "quiere causar las menores molestias posibles". En este sentido, la coincidencia con el Entroido probablemente obligue a aplazar unos días la prueba.

Con todo, la decisión del gobierno municipal de realizar los exámenes al edificio provisional ha dejado satisfecho a los otros dos grupos de la oposición. El concejal de DO Manuel Álvarez destacó, en este sentido, la presión generada para ello "con Barquero a la cabeza", mientras que Miguel Doval, de Ourense en Común, recuerda que su formación "xa solicitara" todas las pruebas necesarias. "Imaxino que calquera obra faise con todos os informes a favor, pero polo sempre se proba porque está en xogo a seguridade dos cidadáns".

Malestar de los placeros

Por otra parte, la edil de Comercio se pronunció sobre las quejas manifestadas a este periódico por el presidente de la asociación de comerciantes, Emilio González, en relación a la falta de información sobre el proyecto y la necesidad de enterarse por la prensa de las novedades. La concejala asegura que hay total transparencia.

"Respecto al presunto malestar de los placeros, les anuncio que de forma inmediata los convocaré para explicarle las conclusiones adoptadas, pero sí que han tenido cumplida información de toda la obra, ya que su gerente (Alberto González) está siempre en contacto con los técnicos municipales", comentó Flora Moure.