CRÓNICA

Venezolanos en Ourense: "Ya no se puede ir tranquilo a misa"

El gobierno de Maduro ha eliminado los cinco ceros del bolívar y ha devaluado la moneda hasta límites insospechados. Una de las emigradas a Ourense lo relata: "Le mandé 50 euros a mi madre y al día siguiente eran tres".

Venezolanos en Ourense
Venezolanos en Ourense
Venezolanos en Ourense: "Ya no se puede ir tranquilo a misa"

"No se puede ni ir con tranquilidad a misa", explica Wilmarys Hernández, mientras recuerda el atraco sufrido por unos conocidos suyos de Venezuela en una iglesia el pasado fin de semana cuando acudían a una ceremonia religiosa. La inseguridad alcanza su punto máximo, y la devaluación de la moneda le ha dado la puntilla. "Acaban de rematar el país", explica José Manuel Rodríguez Vázquez, nacido en Caracas pero residente en Ourense desde hace ocho años. 

El cambio del valor del bolívar, al que el gobierno de Maduro quitó cinco ceros de golpe, ha hundido a mucha gente. Lo explica Hernández: "Envié a mi madre 50 euros y cuando le llegaron se habían convertido en tres". 

"El salario mínimo subió de dos a 34 dólares de golpe, ¿cómo puede sostener eso un comerciante?", se pregunta Orlando Oca. Lo mismo que opina Mario Libertucci, que subraya que "el Gobierno dice que asumirá durante tres meses esa subida del salario mínimo para ayudar a los empresarios, pero eso es el primer paso para acabar estatizando todo. Es la instauración legal del comunismo". 

Se vive, según Luisa Acosta, una especie de "secuestro de los ciudadanos por parte del Gobierno", 

Lo ejemplifica Mercedes Sa: "Para traer a los dos nietos que me quedan allá necesito 1.000 dólares para el pasaporte de cada uno. Así no se puede".  


El punto de vista de los venezolanos que residen en Ourense


Marisol Salgado: "Me pidieron que no volviera"img_20180822_123104_result

Acababa de llegar para "arreglar papeles familiares", pero optó por quedarse. Dejó allá un hotel regentado por la familia –de origen ourensano–.  "Pensaba en volver pero mi familia me ha dicho que ni se me ocurra". Ahora, su marido ha encontrado trabajo de albañil. 

dssMercedes Sa: "Necesito papeles para mis nietos"

De padre ourensano, ha empezado a traerse a sus nietos, y necesita traer a los dos que quedan. "No les dan los papeles, porque exigen medios de vida que no tengo. Y para los otros dos necesito que se hagan el pasaporte, y te cobran 1.000 euros", explica. 

Mario Libertucci: "No va a quedar un solo banco"img_0748s

Acaba de llegar a Ourense recomendado por una amiga. "Nos secuestraron a mí y a mi mujer también. Ahí tomamos la decisión". Cree que  "no va a quedar ningún banco en pie, y se pone como ejemplo: "Tenía deudas que puedo pagar ahora con un euro".

dssssssweLiona Aguirre: "Me atracaron cinco veces, un trauma"

Era vendedora en Venezuela y le iba "muy bien", confiesa, pero en los últimos tiempos la cosa se puso peor: "Me atracaron cinco veces a punta de pistola y fue un trauma demasiado fuerte. Me recomendaron irme y vine a Ourense porque tenía familiares ya aquí". 

Orlando Oca: "Necesitamos un trato excepcional"dssss

Abogado y profesor de universidad, lo dejó todo. "Ahora toca empezar de cero, y tendré que homologar mi título". La situación allá es crítica, ante "la mayor devaluación de la historia", y pide a España que les trate como "un caso excepcional".

dssssssWilmarys Hernández: "Somos huidos a la fuerza"

 "Queremos que nos vean como desplazados, huidos a la fuerza", explica, recordando que algunos gallegos "están muy mal, el Gobierno les ha quebrado". Advierte que "han fijado precios de 25 productos básicos pero es 10 veces más que el salario mínimo".