Provincia

ENTROIDO COVELO

El rey mantuvo la corona a salvo de los danzantes

Covelo reunió a numerosos vecinos y visitante para evocar el tradicional enfrentamiento por la corona, presidido por San Entroido y Santa Entroida

Preparando los elementos para la puja (MARTIÑO PINAL).
Preparando los elementos para la puja (MARTIÑO PINAL).
El rey mantuvo la corona a salvo de los danzantes

El martes de Entroido se celebra de un modo peculiar en la localidad ourensana de Covelo, situada en el municipio de Melón. Siguiendo una tradición ancestral, los vecinos escenifican el enfrentamiento por la corona entre el rey y los danzantes, mientras los protectores del monarca velan por la seguridad del reino.

La lluvia impidió que la comitiva acompañase al rey durante el tradicional ascenso a lomos de un caballo hasta el Coto da Raña. De este modo, el cortejo real procedió a la representación a cubierto en el bar del pueblo. Danzantes contra soldados protagonizaron una batalla por la corona del rey, que representa el poder absoluto del Entroido. La celebración, tal y como manda la tradición , se saldó con la victoria del rey.

Presidiendo el local, un peculiar ramo, a modo de estandarte, del que pendían una rosca, tocino y castañas. San Entroido y Santa Entroida también ocuparon el palco de honor y se dejaron fotografiar con sus mejores galas.

La celebración comenzó con el lanzamiento de bombas para anunciar los festejos y estuvo amenizada por música de gaitas. Mientras que siguiendo la tradición para finalizar, se procedió a la puja de las piezas de carne de cerdo y otros productos típicos donados por los vecinos, como huevos y frutas.

 La recaudación obtenida será destinada a la organización de la próxima edición de este enxebre Entroido ourensano.