El Tiempo

EL TIEMPO

Un temporal de nieve, frío y viento despedirá el mes de febrero

Desde el próximo viernes y hasta el martes 1 de marzo la llegada de un frente polar y la formación de una borrasca  desplomará los termómetros y dejará intensas nevadas

Fotografía tomada en el Alto do Rodicio, colmado por la nieve.
Fotografía tomada en el Alto do Rodicio, colmado por la nieve.
Un temporal de nieve, frío y viento despedirá el mes de febrero

La llegada de una masa de aire frío polar a España durante los próximos días dejará nevadas en cotas cercanas a los 300/500 metros en puntos del norte y centro peninsular, temperaturas muy frías, intensas lluvias y rachas de fuerte viento.

Desde el próximo viernes y hasta el martes 1 de marzo la llegada de un frente polar y la formación de una borrasca en el norte peninsular desplomará los termómetros y dejará intensas nevadas en zonas de montaña pudiendo nevar incluso en capitales de provincia más llanas.


El episodio comenzará con la llegada de lluvias por el noroeste y oeste peninsular que se irán extendiendo a lo largo del viernes a otras zonas de la Península y con una cota de nieve que se situará entre 500/700 metros en Galicia y el Cantábrico y entre 700-900 metros en el centro peninsular.

Ante esta situación, mañana hay aviso amarillo por nevadas en 18 provincias con una precipitación acumulada entre 2 y 15 centímetros.

A partir del sábado las nevadas serán protagonistas con una cota de nieve que seguirá bajando hasta los 200-500 metros en Galicia y en el Cantábrico, entre 300 y 500 metros en el centro, 500 metros en el sur de la Península y alrededor de 900 en Pirineos y Baleares.

Durante ese día las temperaturas descenderán, sobre todo en puntos del este, y el viento destacará por alcanzar rachas de hasta 70 km/h en el norte peninsular, zonas de montaña, área del Estrecho y las Islas Baleares.

El domingo se esperan lluvias muy fuertes en el Cantábrico, más débiles en el resto del norte y este peninsular y áreas del Estrecho, y nevadas en la mitad norte con temperaturas que se mantendrán sin grandes cambios.