MEJORAS

La renovación del alumbrado público de A Rúa genera protestas

"Seguimos os criterios do Inega", explicó la alcaldesa, María González. Aclaró que el proyecto busca una mayor eficiencia energética y supondrá un ahorro del 50 % en el consumo eléctrico de la zona.

La renovación del alumbrado público de A Rúa genera protestas

La renovación del alumbrado público de varias calles del casco urbano de A Rúa provocaron una importante polémica en la localidad. Los vecinos coincidieron con el portavoz del PP, Avelino García Ferradal, en que la nueva iluminación apenas alumbra. La disminución de la potencia fue corroborada por la alcaldesa nacionalista, María González Albert, si bien esta contestó que antes de sustituir las viejas lámparas de socio por el sistema LED, la zona estaba "sobreiluminada".

La actuación fue llevada a cabo con tres subvenciones del Inega (Instituto Enerxético de Galicia) y consistió en la sustitución de tres cuadros, dos de la Rúa Progreso y el tercero en la Rúa de Pontevedra. En total, fueron dos centenares los puntos de luz reemplazados.

"Seguimos os criterios do Inega", explicó la alcaldesa, María González. Aclaró que el proyecto busca una mayor eficiencia energética y supondrá un ahorro del 50 % en el consumo eléctrico de la zona.

Antes del cambio de lámparas, en algunas calles afectadas por la remodelación, la mitad de las farolas había sido apagada. El sistema LED permite que, aunque la potencia sea menor, puedan encenderse todas. El exceso de potencia de las antiguas lámparas obligó a elevar la altura de los puntos donde fueron colocadas. "Están moi altas. Tiñan demasiada potencia", dijo la alcaldesa.