Declaración de
 un político

Declaración de
 un político

En La Región del pasado 31 de agosto he leído las declaraciones de un político -más bien politiquero- que me dejaron un tanto perplejo. Aprendiz de política, posiblemente alejado de la disciplina que estudia la teoría política o sea la politicología, ha manifestado lo siguiente: "Mariano Rajoy se ha despedido como presidente del Gobierno tras haber construido una España insoportable. Rajoy tiene miedo a reformar la Constitución y el jefe del ejecutivo no ha ayudado a levantar la economía sino a hundir a la mayoría de los españoles".

Y esto, salta a la vista, es tratar a Mariano Rajoy con superfialidad o ligereza. Es pretender crear un clima de mala fama en torno al presidente Rajoy. Y quien esto dice es el secretario de Acción Política y Ciudadanía del PSOE, Patxi López. Pero no es esta la "acción política" más adecuada, más idónea.

Díganos usted, señor Patxi López, que si su partido estuviera en el poder pretendería mejorar la gestión de esa sagrada palabra que se llama ¡España! Háblenos de una declaración de intenciones para así saber, también, qué opinamos los otros españoles. Basar unas declaraciones en una crítica morbosa hacia quien está llevando las riendas de una grave crisis no es elegante.

¿No sería más certero que usted expusiera su idea de lo que habría hecho su partido si estuviera en el poder? Sin duda podría ser más constructivo que los ataques injustos. En medio de todo esto, señor Patxi López, en ejercicio de la concordia, le saluda atentamente quien estas líneas escribe con pulso de edad longeva, recordando al célebre político estadounidense, Alfred Enmanuel Smith, quien nos dijo: "Todas las enfermedades de la democracia pueden ser curadas con más democracia".