Elecciones: estamos en tiempo de chamullo

Elecciones: estamos en tiempo de chamullo

Se acerca el 24 de mayo, día de las elecciones municipales y los pretendientes a la alcaldía, a ese bastón de mando bien retribuido, están en campaña luciendo luciendo su locuacidad o faramalla o buenas ideas. Las formaciones concurrentes son: Coalición Galega, Pacma, Red, UP y D, Ourense en Común, Compromiso X Galicia, Anova y DO. Son esos hombres y mujeres altruistas con ánimo de servir a los ourensanos lo que los convierte en “patriotas” pues no en vano Ourense está dentro del mapa español.

Una vez leídos con minuciosidad las declaraciones de los distintos lideres pretendientes a salir elegido como alcalde, a juicio de quien estas líneas escribe destaca que la mayoría piden “transparencia”, como si el Ayuntamiento ourensano fuera un túnel carente de luz. No faltó quien hiciera mención a la publicación de las nóminas de los altos cargos políticos. Se pide por un pretendiente una bolsa de empleo para mayores de 50 años y menos de 30. Y uno se pregunta: ¿Y los comprendidos entre 29 y 49 no comen? Uno sugiere una auditoría- observatorio contra los corruptos. Hay quien pide ¡igualdad social! En la imaginación de otro se propone “poner trabas a las grandes superficies”, en defensa del pequeño comercio. Posiblemente el autor de esta sugerencia no pensó ea la gran cantidad de empleo que genera El Corte Inglés en Vigo y A Coruña.

Otro aspirante, entrevistado en La Región del día primero de mayo, dice que tiene como objetivo ser alcalde y no un “comparsa” como fue en los últimos cuatro años. El “comparsa”, como sabrá este señor, según el diccionario de la Real Academia Española, viene a ser por analogía “un ser que simplemente está para hacer bulto”. Consciente de ello, ¿ha cobrado por su contribución por ejercer como “comparsa”? Añade este practicante de la Ciencia Politica haber comprobado que aquí -no concreta el aquí- se robaba. Según este opositor a la alcaldía, dice que lo más importante es ser buena gente, cosa que el PP y PSdeG no han sido.

Una vez leídas las distintas declaraciones con matiz crítico (o supercrítico) de los líderes de las distintas formaciones, a los ourensanos nos resta decir que gane el que mejor lo haga. Mientras tanto -ya tengo muchos años- termino cantando "Adiós con el corazón/que con el alma no puedo.../