Desnaturalizar las tradiciones

Desnaturalizar las tradiciones

Por qué diantres determinados grupos políticos -de esos que vulgarmente se tildan de anti-sistema, aunque todos están adheridos a tales sistemas que rechazan, qué curioso…-, se empeñan en “atentar” contra determinadas costumbres, ritos o tradiciones que están perfectamente instaladas en la sociedad desde tiempos pretéritos?

Sucede por ejemplo con algo tan arraigadamente tradicional como una cabalgata de Reyes Magos y que últimamente, en ciertas ciudades, está acaparando titulares debido a que ciertos dirigentes, que no diligentes, pertenecientes a esas formaciones políticas referidas, pretenden reinventarla, que suele decirse, incorporando innovaciones que para nada tienen que ver con el espíritu tradicional de una cabalgata, cuyo único propósito es trasladar una gran ilusión a todos los niños que en compañía de sus padres acuden a presenciarla

Pues bien, como decimos, este año ha vuelto a surgir la polémica, quizás por eso también de continuar su “tradición irreverente” hacia todo aquello que hasta ahora nadie ha cuestionado. Por un lado, está la cabalgata de Puente de Vallecas (Madrid) y que se anuncia que contará con una carroza “por la normalización de los derechos del colectivo LGTBI, del que forma parte el colectivo “Orgullo Vallekano”. Y por otro lado, en la cabalgata de Vic la ANC y Òmnium distribuirán lazos amarillos y piden a quienes acudan que vistan ropa de ese color, con el objeto de reclamar la libertad de los dirigentes independentistas encarcelados. La idea es aprovecha la retransmisión de la misma por la televisión autonómica para “visibilizar esta reivindicación”.

Esto quiere decir que aprovechan eventos tan radicados en la población como es el desfile de carrozas de los Reyes Magos, para introducir sus reivindicaciones sociales y políticas, con lo que al mismo tiempo lo que hacen es desnaturalizar una tradición tan antigua como es la cabalgata de los Reyes Magos cuyo único fin es ilusionar a todos los niños que acuden a presenciarla y que por lo tanto tienen que estar siempre al margen de sectarismos o cualquier manifestación de propaganda ideológica.