El Ourense CF ya hizo los deberes

El Ourense CF ya hizo los deberes

Después de trece temporadas, el Ourense CF, antiguo Ponte Ourense, regresó de nuevo a Tercera división. Lo hizo cargado de ilusiones, con un nuevo proyecto y con la idea clara de quedarse. Sabedores de la dificultad conformaron un equipo para no pasar apuros. Y el trabajo dio sus frutos. A falta de cinco jornadas para la conclusión de la liga, el objetivo ya está conseguido. 

Desde la directiva confiaron una temporada más en el técnico Fran Justo para llevar la nave y le rodearon de jóvenes promesas. Es el equipo con la media de edad más baja de la categoría, es de los que menos goles encaja y a lo largo de las 33 jornadas que se llevan disputadas, nunca ha perdido por más de un gol de diferencia.

Ahora ya se han puesto un nuevo objetivo. Quedar entre los diez primeros y superar los 50 puntos. A mayores, se han convertido en un buen escaparate para jugadores que tengan hambre. Valgan como ejemplo Andersson Cruz, primero cedido al Bouzas y que en Diciembre fichó por el Alavés. Le siguió Pablo Andrade, ahora titular en Segunda B en el Rápido de Bouzas. Y quieren seguir creciendo.