Adiós

Ya mi boca tu piel olvida; mis oídos, tu risa…; y mis manos, tu sexo.
Ya para mis ojos no serán tus pechos…, ni mi corazón abrigará tu sangre, tu cuerpo… Y tu vida.