La Guardia Real levantó expectación en Ribadavia