La granizada caída en Ourense vista desde un coche