RUGBY

El Campus aprende a sufrir

El conjunto ourensano logró la segunda victoria de la temporada en un encuentro en el que lo pasó mal en la primera mitad y dominó en la segunda

El australiano Matt Youman, durante la disputa del partido de liga frente al Eibar.
El australiano Matt Youman, durante la disputa del partido de liga frente al Eibar.
El Campus aprende a sufrir

No hay nada mejor que una victoria con cierta dosis de sufrimiento para darse cuenta del potencial de un equipo.

Las malas experiencias de Durango y A Coruña lejos de la Universidad parecen haber destapado el orgullo del Campus Ourense, que disputó y ganó un encuentro tremendamente serio ante el Avia Eibar el pasado domingo.

Los vascos, con una de las delanteras de mayor envergadura y peso de la competición, hicieron trabajar al conjunto de David Monreal en la primera fase y a pesar de varios momentos en los que la ansiedad trabajó en contra del Campus, supieron salir con vida.

En la segunda mitad, cambio de cara. Mejor en la delantera y especialmente en la circulación de balón, los ourensanos desarbolaron al Eibar, terminando por romper el marcador en la recta final del encuentro, con dos ensayos aprovechando una expulsión vasca.

El trabajo realizado durante la semana, sumado a las ganas de agradar ante su afición, convirtió al partido (salvo algunos minutos de la primera mitad en la que el Campus perdió el orden y el ritmo de juego quizá lastrados por una justa expulsión temporal de Jack Falloon tras un placaje) en el ejemplo de lo que deben realizar los universitarios, dominando en todas las líneas y marcando el ritmo de juego con velocidad y transiciones entre fases rápidas.

En un buen encuentro coral, seña de lo que desea Monreal de la plantilla ourensana, destaca el gran trabajo realizado por Abraham en este encuentro, muy trabajador desde la patada inicial y confirmando que es pieza fundamental de este equipo, tanto en labores ofensivas como defensivas.

También firmó un buen partido Yago Rodríguez 'Justin', ya recuperado de la lesión lesión que le hizo perderse los dos primeros encuentros de liga. Impecable en el placaje y por momentos excesivamente expresivo, cortó de forma brillante muchos de los ataques iniciados por los jugadores del Eibar.

Y en ataque, buen encuentro como es habitual de Jason Harvey, que terminó con un nuevo hattrick que le sitúa como máximo anotador de ensayos de la categoría con siete pasos por la línea de marca.

Llegados al primer descanso de la temporada, el Campus Ourense confirma su potencial en casa pero debe seguir trabajando para minimizar el bajón de rendimiento que ha sufrido en los dos choches a domicilio.

El próximo fin de semana, el equipo que entrena David Monreal viajará nuevamente hasta el País Vasco para enfrentarse al Bera Bera de San Sebastión, conjunto que marcha en la séptima posición de la tabla con un punto menos que los ourensanos y que cuenta en sus filas con el tercer máximo anotador de la División de Honor B, el centro Javier Pablo Martín.