FÚTBOL SALA

Codeso y el Burgas son futuro

El técnico, que seguirá en el conjunto ourensano la próxima temporada tras el descenso a Segunda, asegura que "este equipo regresará a la élite"

Manolo Codeso, entrenador del Burgas, pizarra en mano durante un tiempo muerto en la cancha de Os Remedios.
Manolo Codeso, entrenador del Burgas, pizarra en mano durante un tiempo muerto en la cancha de Os Remedios.
Codeso y el Burgas son futuro

El Cidade de As Burgas ya piensa en la Segunda División. Hace tres semanas confirmó el descenso tras ocho años en la élite del fútbol sala femenino nacional y por delante todavía quedan tres jornadas de competición liguera pero el club blanquiverde mira al futuro. La apuesta es clara: la continuidad. Manolo Codeso confirma que seguirá en el banquillo ourensano por undécima temporada consecutiva y el técnico confía en el actual grupo de jugadoras para seguir creciendo y retornar a medio plazo a la Primera División.

Aún quedan tres partidos de liga, para ¿sufrir o disfrutar?

Sin duda para disfrutar, y es lo que estamos haciendo desde que descendimos a pesar de estar perdiendo. El Atlético nos metió siete, pero el equipo me gustó un montón. Ellas salieron muy fuertes y en los primeros minutos sufrimos mucho, pero en la primera parte jugaron nuestras 11 jugadoras y en la segunda también. Y contra UCAM Murcia, más de lo mismo. Las jugadoras están sin presión, están sueltas y esto les está permitiendo seguir creciendo como deportistas.

Toca ya pensar en el futuro, ¿no?

Sí, en ello estamos, esta temporada tocó lidiar con el descenso pero hay que pensar ya en el futuro.

¿Eso quiere decir que Manolo Codeso seguirá en el banquillo del Cidade?

Es cierto que quería cambiar de aires o dejarlo por un tiempo, pero después del descenso solo puedo decir que estoy con la mayor de las ilusiones para continuar con el equipo en Segunda. De la Primera ya estaba un poco cansado, pero llegamos a una categoría nueva con un nuevo proyecto.

El técnico continúa, ¿y las jugadoras?

Hablé con todas y ya me han dicho lo que pensaban. Su idea es continuar en el equipo, excepto Figo, que quiere dedicar el año a los estudios y al trabajo. Todas las demás están dispuestas a seguir, aunque les dije que no cerrasen las puertas a nada, que escuchen posibles ofertas que pudieran tener y que las valoren. Más allá de eso, yo estaría encantado en contar con todas.

A pesar de la falta de experiencia de muchas de sus jugadoras, la juventud y la calidad le harán tener muchos pretendientes.

Desde luego que sí. Hay clubes de fuera que nos han llamado interesándose por jugadoras aunque lo que más me duele es que desde la otra acera (se refiere al Envialia) nos estén tocando a las jugadoras a nuestras espaldas. Parece que después de dos o tres años tranquilos volvemos a las andadas. Es una falta de educación total que haya gente que esté jugando a ser 'la Monchi' del Envialia. Acabamos de descender y les vale todo, hasta niñas de 12 y 13 años. Creo que eso es mear fuera del tiesto. Hablé de este tema con Camilo (Díaz, el presidente del Ourense CF) y Rubén (Carballo, el entrenador del filial del Envialia), y me dan la razón. Es una pena que haya gente que esté moviendo hilos por detrás pensando que el club es suyo. Parece mentira que tenga que venir un entrenador desde A Coruña (por Chipi, del Envialia) para hacerles ver que en Ourense hay una gran cantera de fútbol sala femenino. Le doy toda la razón a Chipi.

Entonces, a falta de esperar alguna posible marcha, en caso de producirse, está ya trabajando en la confección de la próxima plantilla.

Hay jugadoras del fútbol sala autonómico que están dejándose querer. La Primera División es diferente pero en Segunda seguro que se atreven a competir, y lo pueden hacer a un buen nivel. Con lo que tenemos y algo que podamos reforzar (pensando también en alguna posible salida a pesar de la intención de continuar en bloque) el equipo podrá competir a un buen nivel la próxima temporada.

¿Cuál sería el objetivo en Segunda División?

Para el crecimiento como deportistas de la mayoría de jugadoras de la actual plantilla es mejor estar en Segunda que en Primera División. En esta categoría, las jugadoras crecerán, se sentirán más valoradas y llegarán antes a demostrar lo buenas que son. El proceso de formación de las jugadoras sigue siendo lo más importante, porque muchas de ellas todavía son muy jóvenes, mientras que en lo competitivo y clasificatorio lo único que vamos a pedir es que nadie nos agobie. La meta no va a ser ascender el primer año, aunque tampoco vamos a esconder que tenemos que estar entre los primeros clasificados. Insisto, hay que ser realistas, no obligaciones de ascenso pero sí estar muy cerca de los primeros. Excepto la temporada del subcampeonato (2014-2015), en la que éramos favoritos en casi todas las canchas, nunca pudimos disfrutar de esa condición, y creo que después de sufrir tanto, sobre todo esta temporada, ha llegado el momento de volver a jugar siendo superiores ante muchos rivales. Este equipo debe seguir creciendo.

En tres semanas, esta temporada de sufrimiento llegará a su fin y será momento de volver a empezar desde cero.

Ya lo hemos hecho una vez y volveremos a conseguirlo. Llegamos a la élite desde abajo y ahora no pasa nada por dar un paso atrás porque sé que volveremos a darlo hacia adelante dentro de no mucho tiempo. Lo único que falta es seguir trabajando con este grupo de jugadoras para que sigan creciendo, aunque para eso aún quedan unas semanas. Lo primero es seguir preparando el partido del sábado ante Gironella (17:00 horas en Os Remedios), y la próxima semana será el derbi y cerraremos la temporada visitando al Cádiz.