FÚTBOL SALA

María decantó el derbi ourensano para el Envialia con un doblete

Ourense Envialia
Ourense Envialia
2
1
Cidade de As Burgas
Cidade de As Burgas
María decantó el derbi ourensano para el Envialia con un doblete

Abierto hasta el final. Así fue el vigésimo derbi oficial entre el Envialia y el Burgas, un encuentro con incertidumbre en el marcador hasta el último instante, con alternativas en el mando y con más intensidad que juego brillante. Un gol en cada mitad de María, canterana del Envialia, dio el triunfo al equipo de Chipi en un equilibrado duelo en el que la fe del Burgas casi le premia con un punto cuando jugaba con una menos por la expulsión de Amelia.

Dejando a un lado el minuto final, los 10 primeros mostraron los mejores momentos del partido, sobre todo para el Envialia. Las blanquinegras llevaban la iniciativa, construyendo bien, pero volvieron a adolecer de lo mismo que en el tramo más reciente de temporada, la falta de acierto en el remate. Además, el Burgas estaba muy intenso. María Arias, que jugó un partidazo casi sin descanso, salía victoriosa en los duelos del juego de espaldas de Sara Moreno, y la meta Ana Lastra también acompañaba con éxito en el desbaratamiento de las primeras llegadas rivales, sobre todo con la aparición de las primeras rotaciones, y en uno de los pocos momentos en los que el equipo de Codeso sufrió.

Poco a poco, el conjunto blanquiverde fue demostrando que a pesar de su falta de experiencia es un equipo muy resultón. Comenzó a sacarse el dominio de las ayer locales y se echó con descaro arriba. Le faltó una mayor circulación de balón ya que no era capaz de sacar ventaja en las acciones de una para una. Aún así, cargó de faltas a un Envialia que se vio con cinco a ocho minutos para el descanso. Pero ahí llegó el primer bajón físico de un equipo al que la faltan rotaciones, y no pudo forzar el doble penalti.

Y a 2:20 para el intermedio emergió la figura de la canterana y la jugadora del partido. Control de la pelota a la altura de su área, combinación para recibir de nuevo en la zona media, control orientado y fuerte zapatazo que sorprende a Ana Lastra (1-0).

En la segunda parte no hubo dominador. Codeso habló en la previa de sorprender a su rival y aunque de momento sin gol logró convertir el partido en un ida y vuelta en el que comenzó a sentirse más cómodo. Sonia Pacios avisó un par de veces antes de que en la enésima galopada desde su campo con la pelota en los pies fuese superando a todas las rivales que le salían al paso y desde fuera del área cruzara para el empate (1-1, minuto 29).

El derbi volvía a estar en el punto de partida, pero con solo 11 minutos por delante. Al Envialia le bastó otro gol de María para llevarse el duelo mientras al Burgas comenzaba a hacérsele largo el envite. La canterana empujó en el segundo paso un perfecto pase de Chiky una vez superado el centro del campo para poner el 2-1 que ya sería definitivo en el minuto 33.

El primer argumento del Burgas en la reacción fue el juego en largo de Ana Lastra hacia la zona de la pivote. El segundo, la fe de un equipo que a pesar de su bisoñez nunca se rinde. Cuando volvió a despertar encajó el último golpe, con la expulsión de Amelia en la continuación de una acción en la que reclamaron mano fuera del área de Vane. Parecía la sentencia pero el Envialia no mató en una jugada con siete remates (dos al palo, tres paradas de Ana y dos sacadas bajo palos). A la vuelta, mano de Chiky a seis segundos del final, doble penalti que lanza Figo y paró Vane. El derbi estaba cerrado.