FÚTBOL

El Velle compite sin retrovisor en la Primera Galicia

El mejor de la liga mira la segunda vuelta dejando a siete y ocho puntos al segundo y al tercero

Partido de fútbol entre el Velle y el Monterrei, donde los jugadores del Velle celebran un gol.
Partido de fútbol entre el Velle y el Monterrei, donde los jugadores del Velle celebran un gol.
El Velle compite sin retrovisor en la Primera Galicia

Con paso firme el Velle ve claro el horizonte del ascenso. Con 42 puntos, ha igualado el tercer mejor registro al cierre de una primera vuelta que había logrado el Barco en la temporada 96-97, quedando a dos del Bande del año anterior y a tres del Ourense B de "Romerito".

El equipo de David Rivo no marcaba un 7-0 en el Monte da Aira desde el 12 de octubre de 2016, ante el Manchica y no perdió en las últimas cinco ocasiones que recibió al Cortegada. Lo escolta el Verín, con 35 puntos. Encadenó su tercer triunfo seguido, los últimos en el José Arjiz.El Antela sumó 13 de los últimos 15 puntos en disputa y lo mantienen firme en la tercera posición a un punto de los verinenses. Los limianos llevan cinco partidos sin caer en su feudo donde no anotaban seis goles desde el 11 de mayo de 2014. Ese día superó al Ponte con goles de Rubén Moro, Manuel, Pedro, Ruí y dos de Samuel (6-0).A pesar de su agónico empate en casa, el Celanova acaba la mitad de la liga cuarto. El equipo de Germán Reza lleva cuatro jornadas sin derrotas y otras tantas  como local donde es la segunda vez que empata ante el Francelos en las cinco enfrentamientos.

El Allariz, quinto, empezó el año con mal pie. El Polígono, noveno, puso fin a sus seis encuentros sin perder a domicilio y repitió aquel 3-0 del 7 de mayo de 2000, con goles de Juan, Diego y Marcos. Los industriales suman cuatro buenas jornadas y cuatro triunfos seguidos en casa sin encajar goles.

El Maside, séptimo, se reencontró con la victoria tras dos derrotas y tres partidos. El equipo de Mindo Surribas encadena seis partidos sin caer en el Outeiro Grande, donde venció las tres veces que se enfrentó a un Valenzá que por segunda vez, enlaza tres errores seguidos.


Velle, Verín y Antela, tres equipos destacados


El Arnoia, octavo, resucitó luego de tres partidos sin ganar, cortando cuatro caídas a domicilio  y logrando su triunfo más abultado  lejos de casa con el 1-5 en Viana.

El Vilariño, décimo, suma cuatro partidos sin caídas en O Medo y ganó después de dos traspiés seguidos como visitante. Su derrotado, el Pontedeva perdió en las últimos siete desplazamientos.

Segunda derrota a domicilio y ambas por 3-2 del Monterrei que  registra tres partidos sin éxitos.

El Peroxa se recuperó tras dos caídas foráneas y es duodécimo.En O Marco lleva tres victorias seguidas y cuatro sin caer. No vencía al Monterrei desde el 19 de febrero de 2012, con gol de Guillermo. Al Francelos se le atraganta San Rosendo donde nunca pudo ganar. Acumula tres jornadas sin perder,  pero cuatro sin ganar como visitante.


Los datos


La mejor racha: el equipo de David Rivo ha clausurado una primera vuelta de ensueño. Tras perder el primer partido de liga, encadenó una racha de 16 jornadas consecutivas sin conocer la derrota. Ha ganado los últimos seis partidos, una marca que no registraba desde el inicio de la segunda vuelta en la temporada 2013-14.

Las revelaciones: a pesar de sus últimos dos pinchazos, ambos a domicilio, el Loñoá se ha convertido en el mejor equipo de los ascendidos. Ha convertido su campo de A Carabina en una fortaleza, con siete encuentros sin caídas. El Antela, tercer clasificado, ha regresado a los primeros planos   con un fútbol fresco y alegre.

Trigoleadores: hasta el momento nueve han sido los jugadores que consiguieron un 'hat trick', con la particularidad de que en la décima jornada hubo tres atacantes distintos que fueron trigoleadores. Uno de ellos, Cristian Dacosta repitió en la siguiente fecha ante el Arnoia, siendo el máximo artillero del Verín.

Invicto a domicilio: el Velle es el único equipo de la Primera Galicia que no conoce lo que es perder fuera de casa. De los ocho partidos jugados a domicilio  logró superar al Vilariño, Viana, Francelos, Allariz, Rante y Valenzá, empatando en Verín y Peroxa. En la actualidad ha ganado en los últimos cinco desplazamientos.

La decepción: el Cortegada es penúltimo y los números lo invitan a rezar para no ser víctima de uno de los descensos a la Segunda. Viene de sufrir la segunda peor goleada a domicilio (7-0 en Velle) de su historia y las siete jornadas sin victorias agudizan el futuro del cuadro de Ismael Fernández.

Máximas goleadas: el Verín ha protagonizado los dos encuentros donde se alcanzó hasta ahora la mayor cantidad de goles al cierre de la primera vuelta. La primera se produjo en la décima jornada, cuando goleó por 1-7 al Viana, en el campo de As Carrelas y la segunda y más reciente por 7-1 al Pontedeva, en el José Arjiz.  

El rey del empate: el Atlético Vilariño se ha convertido en todo un rey del empate. Ha  igualado en siete de los 17 partidos disputados. El equipo de Quino Iglesias hizo tablas tres veces en casa (Loñoá, Verín y Celanova) y los otras cuatro a domicilio (Rante,  en la jornada inaugural, Maside, Peroxa y Viana). 

La peor racha: el Viana acusó la marcha de piezas clave en la anterior temporada. Su nuevo entrenador Josiño García tuvo muchos inconvenientes para armar la plantilla, llegando incluso a tener que jugar en algunos partidos. Desde la primera a la jornada 14, llevó a cabo la peor racha sin triunfos.

Los parapenaltis: hubo 40 penaltis en esta liga. Se anotaron 33 y los siete restantes fueron parados por seis porteros. Uno de ellos Kike, del Francelos, dutuvo en dos jornadas seguidas. En la quinta a Julen, del Allariz y en la sexta a Cani, del Pontedeva. El Francelos es al que más penaltis, siete, le pitaron en contra.

Los debutantesla alegría del Pontedeva y Rante tras lograr un histórico ascenso se fue modificando en su primera experiencia en la categoría. El equipo de Alonso Méndez (en la foto) que  logró en la cuarta jornada su primera victoria, es el que más derrotas, 14, lleva sobre sus espaldas en esta liga. El Rante que no perdió losprimeros seis partidos, cayó en un pozo al sumar cuatro traspiés seguidos.

Los banquilos: dentro del escaso movimiento que se produjo en los banquillos de la Primera Galicia, sin duda el más llamativo se produjo en el Valenzá. Abel Afonso que lograra ascenderlo tuvo que abandonar el club en la séptima jornada. Llegó Juanjo Vilachá, que tres partidos después, decidió cambiar por el Barbadás y su lugar lo ocupó Guillermo González que en esa misma décima fecha se iba del Arnoia.