PRIMERA DIVISIÓN

"Me reafirmo, nos echan de Vigo"

El presidente del Celta, Carlos Mouriño, da por roto el acuerdo con el Concello por la concesión de Balaídos y acusa a Abel Caballero de incumplir lo prometido

Carlos Mouriño, presidente del Celta, durante su comparecencia de prensa.
Carlos Mouriño, presidente del Celta, durante su comparecencia de prensa.
"Me reafirmo, nos echan de Vigo"

El presidente y máximo accionista del Celta de Vigo, Carlos Mouriño, aseguró que el club y el ayuntamiento de la ciudad "ya no van de la mano" pues, a su juicio, el alcalde Abel Caballero rompió el acuerdo por el que la entidad que lidera aceptaba la concesión de Balaídos si no se "entorpecía" la construcción de la ciudad deportiva en Mos, corporación colindante.

 

 

"En diciembre llegamos al acuerdo de que aceptaríamos la concesión si el Concello no se entrometía en la ciudad deportiva y ahora se rompe sin decir por qué. ¿Quién? El de siempre", dijo Mouriño en alusión al regidor socialista, al que pidió que no hable del Celta "en el nombre de Vigo".

"No sé si las relaciones con el Concello están rotas, pero sí que están tremendamente dañadas, muy dañadas, porque nos consideramos muy ofendidos. El alcalde ha querido echarnos a la ciudad encima, y eso es gravísimo. Una vez ya dije que no nos íbamos de Vigo, que nos echaban. Y me reafirmo en esa teoría", apostilló.

En una comparecencia ante los periodistas, en la que no aceptó preguntas sobre la actualidad deportiva del Celta, desveló las condiciones estipuladas para la concesión del estadio municipal de Balaídos: 880.000 anuales durante 50 años.

"El Celta aceptaba la concesión de Balaídos si el Concello no se entrometía en la ciudad deportiva. Fue un acuerdo hecho ante 300 vigueses", puntualizó Mouriño, quien insistió en que el Celta no le cuesta "ni un euro" a la ciudad: "Quisimos enraizar el club a Vigo, lo hemos demostrado con la construcción de la nueva sede. Queremos hacer cosas en Vigo y por Vigo. El problema es que no nos dejan".


Mos, una realidad


"Le pese a quien le pese, y le va a pesar mucho, el proyecto de Mos se hará. No quiere que crezcamos, que hagamos nada, solo que estemos supeditados a lo que él quiera", dijo el máximo accionista del Celta, otra vez refiriéndose a Caballero.

Carlos Mouriño lamentó, asimismo, que lo que se le negó al Celta (la construcción de un centro comercial) se le está dando "a otros". Y es que en la ciudad está prevista la construcción de varios centros comerciales, uno de ellos el de Porto Cabral, situado muy cerca de donde el club vigués quiere levantar su ciudad deportiva en Mos.