ECONOMÍA

Escotet confía en que la intervención de Banesco finalice en agosto

El presidente de Banesco y máximo accionista de Abanca ha confirmado que están trabajando para intentar "cerrar completamente la causa penal, que nunca tendría que haber ocurrido".

Escotet.
Escotet.
Escotet confía en que la intervención de Banesco finalice en agosto

El presidente de Banesco y máximo accionista de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha asegurado en la mañana de este lunes que la situación de Banesco en Venezuela está "en vías de normalizarse" y ha mostrado su confianza en que su intervención por el gobierno de Nicolás Maduro finalice antes del 3 de agosto.

Escotet, que ha estado este lunes en A Coruña en la Junta de Accionistas de Abanca, ha confirmado que están trabajando para intentar "cerrar completamente la causa penal, que nunca tendría que haber ocurrido".

Antes de comenzar la junta de accionistas, y en declaraciones a los periodistas, Escotet ha reiterado que las medidas en contra de Banesco han sido "totalmente injustificadas y desproporcionadas".

Ante la posibilidad de que el proceso de intervención se prorrogue durante 90 días adicionales, Escotet ha expresado su confianza en que esto no ocurra y en que antes del 3 de agosto la intervención haya concluido.

Ha asegurado que tanto en Venezuela como en todos los países en los que tiene presencia "Banesco siempre ha cumplido con la normativa legal y siempre ha estado ajustado a derecho".

Juan Carlos Escotet ha lamentado que la decisión de intervenir Banesco haya estado motivada por razones políticas y ha defendido la "trayectoria impecable" de Banesco en Venezuela con más de 30 años de trabajo.

"Confiamos en que esto se va a resolver, estamos trabajando fuerte en ello", ha manifestado Escotet, que ha confirmado también que este viernes regresará a Venezuela "para continuar con la defensa de todo el proceso".

Además, ha indicado que mientras que no se resuelva el problema de Banesco en Venezuela, Eduardo Eraña seguirá ocupando la presidencia del consejo de Abanca de forma temporal.

Escotet, que se ha mostrado confiado en que todo el proceso se "resolverá satisfactoriamente", ha reconocido que la intervención de Banesco "ha sido un proceso técnicamente bien manejado".

A este respecto ha explicado que "afortunadamente logramos una interacción muy profesional y técnica con el equipo interventor".

Ante la posibilidad de que el proceso de intervención se prorrogue durante 90 días adicionales, Escotet ha expresado su confianza en que esto no ocurra, y antes del 3 de agosto la intervención haya concluido.

Ha añadido que tras todo el proceso de investigación y de análisis al que ha sido sometido Banesco "saldrán cosas buenas y la situación se aclarará en el menor tiempo posible".

Juan Carlos Escotet que ha rechazado entrar en temas políticos ha dicho a los periodistas que él es "un empresario, un banquero que está entregado 100 % a su oficio".

Aun así, ha reiterado que este problema nunca debió ocurrir y calificó de "absurdo" que se juegue con la estabilidad de una empresa con 7.000 trabajadores y 9 millones de clientes "por razones de tipo político y por una contienda electoral".

Escotet ha manifestado "estar feliz" de haber regresado por unos días a Galicia y ha confesado entender mejor que nunca "qué significa la morriña".

Ha apuntado, además, que espera regresar muy pronto "porque eso significará además que el problema está resuelto2.

Escotet también ha confesado a los medios que estos han sido unos días muy complejos, ya que los empresarios están "acostumbrados a trabajar muy duro" pero no están preparados "para vivir circunstancias como estas".

Durante su intervención ha agradecido nuevamente al expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero su intervención en la liberación de los once directivos de Banesco así como de todo el apoyo prestado por la Embajada de España.

También ha manifestado su gratitud a los medios de comunicación españoles por su solidaridad con la situación por la que atraviesa Banesco.

Por último, Juan Carlos Estotet, se ha referido a la situación de Abanca asegurando que "está estupendamente bien, con unos resultados francamente envidiables".

"Lo que tenemos estimado al cierre del 30 de junio es que la rentabilidad del banco se va a mantener por encima de los dos dígitos que era nuestros objetivo", ha señalado Escotet.

Ha asegurado que las previsiones apuntan a que este va a ser el mejor años de Abanca y que para lograrlo "habrá que trabajar duro" en el segundo semestre del año.

Por otra parte, Escotet también ha reiterado que Abanca continúa "trabajando intensamente" para resultar ganadores en la puja para la compra del negocio de Caixa Geral en España.