EXHUMACIÓN DE FRANCO

Carmena no cree que la Almudena deba convertirse en lugar de exaltación de la dictadura

La regidora madrileña ha instado a hacer valer los principios de las normas, en este caso de la Ley de Memoria Histórica

Manuela Camena.
Manuela Camena.
Carmena no cree que la Almudena deba convertirse en lugar de exaltación de la dictadura

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no cree que la catedral de la Almudena deba convertirse en lugar de exaltación de la dictadura ante un hipotético traslado de los restos del dictador Francisco Franco al templo.

A su llegada a la misa de la Virgen de la Almudena, patrona de la capital, la regidora ha instado a hacer valer los principios de las normas, en este caso de la Ley de Memoria Histórica.

"Lo que no puede convertirse algo que tiene que ver con lo que significó una actitud contraria a la democracia como fue la dictadura en un lugar de exaltación. Lo más importante es cumplir las normas, la Ley de Memoria Histórica y sus objetivos", ha declarado.

Y dichos objetivos pasan por que "Madrid recuerde fundamentalmente lo que es la esencia de la democracia, la esencia de los valores que unen". "Está bien recordar hasta qué punto la democracia es la única posible forma de gobernar. Hay que reforzar las actitudes democráticas y por eso se creó la ley de Memoria", ha terminado.