EMPRESA

La Fundación San Rosendo, un compromiso social y asistencial

La entidad ourensana cuenta con 59 residencias de mayores y once centros especializados, da empleo a 1.600 personas y empieza 2017 celebrando sus bodas de plata con nuevos proyectos

José Luis Gavela, presidente de la Fundación San Rosendo.
José Luis Gavela, presidente de la Fundación San Rosendo.
La Fundación San Rosendo, un compromiso social y asistencial

La Fundación San Rosendo presta un servicio asistencial a personas mayores y colectivos desfavorecidos. En la actualidad cuenta con 59 residencias de mayores y 11 centros especializados en la atención a con discapacidades físicas y psíquicas, alcanzando las 300 plazas en apartamentos tutelados para mayores válidos y un centro especializado en el tratamiento de personas con adicción al alcohol. 

“Ofrecemos asistencia de calidad en zonas donde hay necesidades concretas, especialmente en áreas rurales de la provincia de Ourense. De hecho, un 85% de nuestros centros están localizados en núcleos rurales donde la oferta privada es escasa”, destaca José Luis Gavela, presidente de la entidad.

La fundación apuesta por la integración y participación activa en la sociedad estos colectivos y, al mismo tiempo, genera valor añadido en el entorno en el que se integran los centros asistenciales. De esta forma, la Fundación se ha convertido en un motor de dinamización del rural a través de la creación de empleo y actividad económica.

El equipo de la Fundación San Rosendo  está formado por 1.658 profesionales, que destacan por su experiencia en la atención a personas mayores y personas con discapacidad. Un 64% de este equipo pertenece a la rama sanitaria y prestan asistencia médica, psiquiátrica, fisioterapéutica y de enfermería a las personas atendidas en los centros. También cabe destacar el peso del área social en la fundación, representado por el 23% de los trabajadores. 

La red de centros de Fundación San Rosendo cuenta con una capacidad de 3.640 plazas asistenciales. Más de 300 plazas son para personas mayores válidas en apartamentos tutelados y 400 plazas se destinan a personas con discapacidad. Este 2017  los centros tienen una ocupación casi del 100%, con 106 nuevos residentes acogidos en 2016, un 3% más que el año anterior.

 “Desde la fundación valoramos muy positivamente el apoyo de Abanca en la labor de entidades del tercer sector, con el objetivo de asistir a personas en situación de pobreza, mayores o discapacitados. Abanca ha sido desde su creación, primero con la obra social de las Cajas y en la actualidad con su política de responsabilidad social corporativa, una entidad con especial sensibilidad por medidas de responsabilidad social y lucha contra la pobreza y exclusión social”, destaca José Luís Gavela.

En este sentido, “felicitamos su labor y como siempre, nos ofrecemos a colaborar en cualquier proyecto que redunde en beneficios para la comunidad y en especial a los más desfavorecidos”, finaliza el gerente de Fundación San Rosendo.