SUPLEMENTO EURO

La historia de Pepita Burguer Bar, hamburguesas gallegas gourmet

La franquicia gastronómica gallega con ingredientes de primera calidad se aleja del fast food tradicional y busca emprendedores para extender sus puntos de venta

Santiago Salgueiro y Begoña Ocampo.
Santiago Salgueiro y Begoña Ocampo.
La historia de Pepita Burguer Bar, hamburguesas gallegas gourmet

La Pepita Burger Bar es un modelo de negocio que se encuentra en expansión gracias al éxito cosechado en torno al concepto gourmet de la clásica hamburguesa. Es un concepto empresarial auspiciado por la ourensana Begoña Ocampo y Santiago Salgueiro, profesionales procedentes de la hostelería, con amplia experiencia en la dirección de establecimientos hosteleros en España y el extranjero, que decidieron en 2012 regresar a Galicia e importar un modelo de negocio que creían que podía triunfar.

Un modelo de negocio en el que han sabido aplicar los productos de la cocina gallega a las hamburguesas gourmet de diversas carnes en un estiloso diner urbano con sillones de cuero que transmite sensaciones de “artesanato” enriqueciendo la calidad del producto a la vez que produce un confort visual en un espacio envolvente. Un concepto  que han franquiciado con establecimientos en la actualidad en A Coruña, Madrid, Pontevedra, Vilagarcía, Vigo y Ourense; Santiago es la próxima.  


Porque convertir una empresa de éxito en una empresa franquiciadora es prácticamente una exigencia de un mercado cada vez más rápido y competitivo, y producto siempre de la decisión de estos dos empresarios ágiles e imaginativos a la hora de dar respuesta a los del mercado.


El concepto tiene que ver con la idea de revolucionar la hamburguesa de los fast food tradicional, apostando por la utilización de carnes seleccionadas provenientes de varias regiones del norte de España, hechas a la parrilla para que tengan sabor a barbacoa, sin congelarlas, ni precocinarlas previamente y acompañadas de vegetales de temporada. 

OFERTA
La oferta de productos incorpora distintas recetas de hamburguesas que son un viaje por las diferentes gastronomías del mundo, entrantes con un origen global, una selección de bebidas acordes y como punto final, una carta de postres caseros. Por su oferta La Pepita Burguer Bar es un restaurante 5 tenedores pero con un servicio casual, ya que a pesar de que sus establecimientos recogen las tendencias estéticas y decorativas de los restaurantes más punteros de Nueva York con elementos decorativos de toque retro e industrial que le dan un ambiente moderno y vanguardista con  especial atención a la música y a la iluminación.

A través de él,  también sus clientes pueden saborear sus productos en los lugares que deseen porque envasan sus platos para transportar de manera que garantizan su sabor.  Otros factores de éxito son la variedad en la oferta, la imagen corporativa y la apertura de nuevas líneas entorno al concepto food truck.
La marca busca franquiciados que se sientan identificados con la filosofía de la empresa. A los emprendedores  se le ofrece asesoramiento, además de asistencia en la apertura y formación continuada, la ubicación recomendada son  zonas urbanas de elevado tránsito y con una población mínima de  50.000 habitantes  y su ROI,  el retorno sobre inversión, se alcanza en el segundo ejercicio económico.