ACCIDENTE ANGROIS

Blanco niega prisas en la inauguración de la línea por motivos electorales

El exministro apunta al maquinista y niega un "pacto de silencio" con el PP

Pepe Blanco a la salida de su comparecencia.
Pepe Blanco a la salida de su comparecencia.
Blanco niega prisas en la inauguración de la línea por motivos electorales

El exministro de Fomento José Blanco ha señalado este lunes en el Congreso que en la construcción y puesta en servicio de la línea de alta velocidad de Madrid a Santiago en la que se produjo en 2013 el accidente del Alvia "no se tuvo en cuenta el tiempo electoral" y ha reivindicado que se cumplieron los plazos de ejecución marcados por los contratos.

Durante su intervención en la comisión que investiga el accidente que causó 80 muertos y dejó 144 heridos, ha asegurado además que los modificados que se plantearon "conllevaron retrasos" y no un recorte en el tiempo de ejecución para llegar a inaugurar antes de las elecciones de 2011.

En este sentido, ha reforzado su argumento señalando que durante esa época, él estaba sometido a un escrutinio político y personal que, de haberse adelantado plazos para inaugurar, "se hubiera armado la marimorena" y se le hubieran "echado encima". Además, ha puntualizado que las obras que se adelantaron fueron las de electrificación del tramo de Santiago a A Coruña, "pero eso no tiene nada que ver con montaje o seguridad de la vía".

Además, ha recalcado que tras las elecciones del 20 de noviembre de 2011, trasladó a la comisión entre Gobierno y PP, que se generó para el traspaso de poderes, la posibilidad de retrasar la puesta en servicio de la línea y dejarla en manos del nuevo Gobierno. Según ha apuntado, la respuesta que recibió fue que "no había problema alguno en la puesta en servicio".