GALICIA

Una comisión buscará “vicios" en la cesión de Meirás a Franco

La Xunta pretende que la recuperación del pazo coruñés para el patrimonio público sea gratuita

Feijóo durante su intervención en el Parlamento.
Feijóo durante su intervención en el Parlamento.
Una comisión buscará “vicios" en la cesión de Meirás a Franco

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, confirmó ayer su intención de convocar una comisión de expertos que estudie si hubo "vicios ocultos" en el expediente por el que el pazo de Meirás pasó a la familia Franco para poder devolverlo gratuitamente al patrimonio público. Núñez Feijóo defendió en la sesión de control del Parlamento gallego, a preguntas de la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, que la familia Franco, igual que cualquier otra en Galicia, cumplirá la ley y si no lo hace se enfrentará a las consecuencias.

De hecho, recordó que recientemente ha sido multada por no permitir las visitas al pazo, declarado Bien de Interés Cultural, y ha sido expedientada de nuevo por el mismo motivo. Además, si hubiera apología del franquismo en las visitas, gestionadas por una fundación con el nombre del dictador, la Xunta las pondría en conocimiento de la Fiscalía.

Pontón recordó que el pazo de Meirás no fue una donación, sino que fue "un robo, un expolio" y supone "un esperpento, una patada a la democracia ver cómo los Franco quieren convertir Meirás en un parque temático del franquismo con su complicidad". "Usted quiere una comisión de sus expertos para que digan que no hay vicio ni irregularidad y mantener la situación igual que ahora", criticó la portavoz nacionalista acerca de la propuesta de Núñez Feijóo.

Imparcialidad

El presidente gallego le reprochó que cuestione la comisión propuesta y la considere a priori como partidista y sin embargo presuma de la imparcialidad e independencia de la que forma parte el BNG. Núñez Feijóo censuró, además, que el BNG tache la Transición como "calamitosa" ya que él la ve "ejemplar" y se preguntó si Pontón es "más antifranquista" que sus compañeros en los cuarenta años anteriores.

El portavoz del PSdeG en el Parlamento, Xoaquín Fernández Leiceaga, anunció al inicio de su intervención sobre otra cuestión que su grupo "dará oportunidad a todos" en el próximo pleno "para coincidir en la puesta en marcha de una comisión técnica y plural" para conseguir la devolución del referido edificio.

Núñez Feijóo aprovechó  su intervención para preguntarle a la diputada nacionalista por su respeto a las leyes y a las sentencias de los tribunales; al igual que hizo posteriormente con el portavoz de En Marea, Luís Villares. Recordó que "todos los gallegos" vieron a la diputada nacionalista en Barcelona "pidiendo que se incumplan las leyes", en alusión a su presencia en la Diada en apoyo al referéndum en Cataluña, "un disparate en el Parlamento catalán, que incumple todas las leyes y que va contra el informe de los letrados".
A Villares, magistrado en excedencia, que también apoya el referéndum catalán, Núñez Feijóo le preguntó qué le parecería que las personas no cumpliesen las sentencias que él dicte. Con posterioridad al debate, los votos del Grupo Popular rechazaron sendas iniciativas presentadas por los de En Marea y BNG que, con el apoyo del PSdeG, pedían prohibir a la Fundación Franco que gestione las visitas al Pazo de Meirás y encomendar la tarea al Ayuntamiento de Sada (A Coruña), donde se localiza este bien de interés cultural (BIC). 

Feijóo esperará “sentado" por las mejoras del PSOE a la ley de salud

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tendió la mano al PSdeG si quiere "mejorar" el texto de reforma de la ley de salud, aunque rechazó que se dé una visión "apocalíptica" de la sanidad gallega y defendió la norma. De hecho, se mostró "orgulloso" de la gestión de su Gobierno en este área y reivindicó que los avances en educación y sanidad pública en Galicia son "obra del PPdeG".
"Pese a que se identifiquen las mejoras (en educación y sanidad) con lo que tradicionalmente desde el siglo XIX se viene a denominar la izquierda", esgrimió el presidente gallego, durante un debate con el portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, quien le instó a "volver a la casilla de salida" y retirar el anteproyecto de la reforma sanitaria, lo que fue rechazado en la votación por el Grupo Popular.

Y es que, durante la sesión de control del pleno, Leiceaga alertó de la "inusitada contestación social" que está provocando una reforma "dirigida a reducir servicios sanitarios" y a "consolidar una sanidad de primera en torno a los grandes hospitales" mientras se reafirma "un servicio de segunda para quienes viven más alejados". "Retire el anteproyecto y refuerce los hospitales comarcales para evitar favorecer el avance de la sanidad privada", reclamó, antes de advertir que, debido a la gestión de Feijóo, Galicia se encuentra entre las comunidades con una sanidad "peor valorada".

En respuesta al socialista, el presidente negó que la reforma esté encaminada a reducir los servicios sanitarios y, tras afirmar que "todas" las decisiones de la Xunta se dirigen a "mejorar la sanidad pública", aseguró que está "a disposición" de Leiceaga si quiere "mejorar la ley". "Le espero aquí sentado para mejorar el texto", subrayó.