LA REVISTA

La agencia Small Big Models, enseñar la moda

Si hay un papel importante dentro del mundo de la moda es el caso de las modelos, encargadas de lucir lo mejor posible y dar vida a las creaciones de los diseñadores. En galicia, la agencia Small Big Models, dirigida por Tania Pando,  completa esta labor con un componente teatral.

Uno de los desfiles de moda de la agencia Small Big Models.
Uno de los desfiles de moda de la agencia Small Big Models.
La agencia Small Big Models, enseñar la moda

¿Cuál es vuestra historia?

Nacimos como escuela y agencia de modelos y azafatas, organización de eventos y moda infantil tras haber adquirido formación en el mundo de la moda y práctica en distintas empresas del sector. Nos gusta la cercanía y un ambiente cómodo de trabajo para nuestros modelos que, al fin y al cabo, son quienes nos representan. Nuestro objetivo es crear un grupo selecto de modelos con formación que puedan ir rotándose. Otra línea que nos diferencia es la coordinación de pasarela y organización de eventos. Rompemos con lo establecido y vamos un paso mas allá mezclando moda con “teatro” y la verdad es que nos está funcionando muy bien dentro y fuera de Galicia.

¿Cuál es el perfil del joven que quiere ser modelo en Galicia?

Digamos que no existe un prototipo de modelo marcado. Para ser modelo de pasarela y poder salir fuera hay que medir 1,75 o superior, pero hemos conocido casos de modelos gallegas que están ahora en Madrid y Barcelona que han triunfado con 1,73. En cuanto a físico, cada firma busca una imagen distinta e incluso, dentro de la misma firma, pueden cambiar las necesidades.

A veces solemos pensar que trabajos como el modelaje se limitan a grandes capitales. ¿Qué tipo de encargos recibís? 

Un poco de todo. Destacan la organización de eventos o imagen de firmas relevantes, pero sin duda nos diferencia la pasarela. Al estar formadas en protocolo, solemos enviar a bastantes azafatas especializadas en ventas. Próximamente, tenemos un encargo con un gran volumen de azafatas para uno de los eventos mas importantes de laboratorios médicos.

Tú como responsable de la agencia tienes también experiencia como modelo. ¿Cómo ha cambiado el sector?

El volumen de trabajo ha ido creciendo considerablemente. Cuando empecé, la moda se estaba recuperando de la crisis, empezaba a crecer. Si antes trabajábamos una o dos veces al mes como mucho, ahora no es difícil encontrarnos con trabajos todas las semanas. De todos modos, me consta que para recuperar el volumen de trabajo alcanzado en los años 90, todavía falta mucho. Ya no es sólo eso, si no también cómo se paga, algo normal después de la crisis que hemos pasado. Ahora mismo, no nos podemos quejar.

“Para ser modelo no hace falta ser guapa. Necesitas actitud, saber estar. Necesitas formación, no basta con una cara bonita y unas medidas 90/60/90”

¿Cómo ha ido cambiando la moda en general?

La moda en sí ha dado mil vueltas, pero eso podemos verlo cualquiera de nosotros en las tiendas. Hemos llegado a un punto en el que lo que te pones hoy, mañana ya no lo usas. Hay casos curiosos, como los pantalones acampanados. Han pasado años “dormidos” y ahora vuelven a verse. Como diría Chanel: “La moda pasa, el estilo permanece”. Siempre ha sido así. Hoy en día, la sociedad, el marketing y el propio comercio marcan las tendencias y queramos o no, acabamos “cayendo”.

Solemos confundir fotogenia con el arte para ser modelo. 

Para ser modelo no hace falta ser guapa. Hay gente guapa que no es fotogénica pero en pasarela es un diez, gente con un perfil más común que en fotografía es muy llamativa y en pasarela no tanto. Después están esos “afortunados” que han nacido para dedicarse a su imagen y dan bien en fotografía y pasarela. Para ser guapo llega con tener una buena genética y sacarte partido. Para ser modelo, necesitas actitud, saber estar, saber defenderte ante un cliente. Necesitas formación, no basta con una cara bonita y unas medidas 90/60/90.

A veces el de modelo es un trabajo infravalorado. ¿Cuál es la principal dificultad?

Muchas veces, tratar con las propias compañeras. Hay muchas envidias, mucha competencia. Es un trabajo que requiere horas y sacrificios para mantener tu físico y mentalmente también desgasta porque es una lucha continua con todo tipo de comentarios. A la hora de trabajar, son horas preparándose y no es nada sencillo. Incluso las modelos con más recorrido, suelen describir sensaciones como “soledad” y “vacío” generado.

Muchas chicas aspiran a llegar a modelos a través de sus redes sociales, como es el caso de bloggers. ¿Se les nota la falta de formación en modelaje?

Cuando tratas con personas que realmente entienden de moda, enseguida detectan los fallos. Es cierto que hoy en día se mezclan un poco los papeles, pero es algo distinto. Una blogger puede llegar a ser modelo gracias a sus seguidores ya que hoy en día las redes sociales juegan un papel demasiado importante... Viven por y para ellas, “venden” su vida. Para ser modelo tienes que contar con una serie de características que se evalúan nada más entrar en el mundo de la moda. Además, debe recibir la formación correspondiente y desenvolverse con soltura personalmente, no sólo a través de una fotografía. Ser imagen de una firma por los seguidores que tiene una persona no implica ser modelo. Es un trabajo puntual o continuo que haces para una firma porque una sola publicación tuya alcanza miles de personas y eso favorece las ventas.