ENTREVISTA

Antonio García Teijeiro: Poesía que nace en la música

Cunqueiro le animó a escribir, Alberti leyó sus poemas y Paco Ibáñez los cantó. Poesía y música conforman el universo de Antonio García Teijeiro

Antonio García Teijeiro
Antonio García Teijeiro
Antonio García Teijeiro: Poesía que nace en la música

Nació en  Vigo un trece de agosto de hace 65 años. Fue jugador de balonmano mientras estudiaba, y no un jugador cualquiera: primera división, con el Octavio y división de honor con el Teucro. La poesía le sedujo desde la adolescencia, pero no publicará su primer libro hasta 1987. Ya tiene treinta y cinco años. Pero a partir de ese momento cumple con el consejo que le había dado Álvaro Cunqueiro, quien le dijera que para ser un escritor de verdad había que escribir constantemente. Y eso es lo que hizo en los treinta años siguientes, en los que lleva más de sesenta títulos publicados, muchos de ellos traducidos a varios idiomas. En las paredes de su casa cuelga algunos de los numerosos premios recibidos, dibujos y grabados de Rafael Alberti, con quien le unió una estrecha amistad, fotografías, recuerdos y sobre todo, estanterías con miles de libros y miles y miles de discos. Quizás sea una de las discotecas más grandes de España y desde luego, hace ya muchos años que no hay ninguna tienda de discos en toda Galicia que tengael catálogo discográfico de este poeta vigués. Porque es imposible pensar en la poesía de Antonio García Teijeiro sin la banda sonora que ha poblado su intensa vida 

1. ¿Todavía recuerda cuál fue el primer disco que compró en su vida?
Perfectamente. Fue un LP, “Despierta”, de Miguel Ríos. Recuerdo que yo estaba estudiando preuniversitario y al mismo tiempo daba clase en una escuela unitaria en Teis. Con el primer sueldo que me pagaron compré ese disco. Era un vinilo, naturalmente. El segundo fue “Puente sobre aguas turbulentas” de Simon y Gartfunkel.

2. ¿Y el último de Bob Dylan?
El último que publicó. Yo de Dylan lo tengo todo. Su discografía oficial, los discos piratas, los conciertos, los grandes éxitos. Y además vídeos, libros... todo. Y muchos los tengo en vinilo y en CD. Para mí Dylan es fundamental. Junto con los Beatles, son las dos referencias imprescindibles.

3. ¿Desde el punto de vista musical o más allá?
Son referencias que van más allá de o musical. Los Beatles fueron el elemento fundamental para que yo me rebelase, rompiendo normas establecidas en la España de aquella época. Y Bob Dylan me enseñó que se podían escuchar canciones capaces de decir cosas interesantes, de darle densidad a la música. Es algo que yo aprendí escuchando a Dylan y a Paco Ibáñez. Paco Ibáñez lo hacía con los poemas de otros y Dylan con sus propios textos. 

4. Hablando de Paco Ibáñez. Ha pasado de ser un admirado trovador del que estoy seguro que tiene todos sus discos y al que escucha desde la juventud a convertirse usted en uno de los autores a los que pone música y voz a sus poemas ¿Cómo se conocieron?
Nos presentó Rafael Alberti, después de un recital que dieron ambos en Madrid. Esto fue, yo creo que allá por 1991. Si ya lo admiraba como artista, Paco Ibáñez me cautivó como persona. No exagero si digo que es la persona más honesta, generosa y auténtica que conozco. No hay nadie mejor que él. Igual, puede haber. Pero mejor, no. A partir de ahí comenzó una amistad que se ha ido haciendo cada vez mayor.

5. Paco Ibáñez ha puesto música a tres poemas suyos ¿Qué cree que le hallevado a elegirlos?
Para mí fue una de las grandes alegrías de mi vida que haya puesto música y cante poemas míos. Aunque nos une una gran amistad, Paco tiene muchos amigos poetas y eso no le lleva a cantar sus poemas. Él me decía que eran muy musicales. Que la música  ya estaba dentro de los poemas y que lo único que tuvo que hacer fue encontrarla. “Que ocorre na terra”, la canta en todos los recitales que da por todo el mundo. Y eso para mí es algo que me emociona mucho porque Paco Ibáñez, al margen de la amistad que nos une, y mucho antes de que existiera esa amistad, ya era alguien muy importante para mí. Paco fue quien me abrió el camino a la poesía con sus canciones. Yo creo que fue el mejor profesor de literatura que tuvimos muchas generaciones porque nos ayudó a descubrir a los grandes de las letras.

6. Supongo que entre los autores que le descubrió Paco Ibáñez estaba Alberti. Y luego en la vida real fue alberti quien le presentó a Paco Ibáñez. 
Todo surgió a raíz de una crítica que yo había publicado del libro “Rafael Alberti para niños”. La autora leyó la crítica, la comentó con Alberti y Alberti le dijo que quería conocerme. Yo lo visité y descubrí a un hombre con una gran vitalidad. Vitalidad al escribir y al vivir y una generosidad extraordinaria. Alberti fue siempre muy generoso conmigo. Nos veíamos varias veces al año, durante años. Hasta 1996. En su casa de El Puerto de Santa María acabé el libro “Na fogueira dos versos”, que luego entregué a Xerais y con él gané el premio Merlin.

 7. Por lo general se le asocia, sobre todo como poeta, al público juvenil e infantil ¿hay alguna razón por la que se volcó más?
Y quiero que se me siga asociando al público más joven. Lo cual no quiere decir que no escriba para otros públicos. Pero llevo luchando muchos años, recorriendo centros docentes, asociaciones de vecinos, por todos los rincones de Galicia, animando a todo tipo de mediadores culturales, maestros, bibliotecarias etcétera, que están trabajando en condiciones muy difíciles, para conseguir que los niños no pasen esa etapa tan importante de su vida de espaldas a la poesía. La poesía es esencial  y tendría que estar presente ya en la casa, no solo en la enseñanza.

8. ¿Cuál es el papel que debería jugar la poesía en la vida?
La poesía es fundamental. Es la esencia, está en el origen de toda la literatura. Desgraciadamente hay poco hábito lector en nuestro país y más de poesía. Pero la poesía sirve no solo para disfrutarla, sino también para generar un pensamiento. La poesía exige un esfuerzo al leerla que ejercita la mente. A la gente le gusta que le reciten poesía. Pero enfrentarse a un poema en un libro, íntimamente, leerlo para sí, eso, en general cuesta más.

9. ¿Y qué es la poesía? ¿Un arma cargada de futuro?
Eso decía Gabriel Celaya. Para mí es una manera de expresarse, de ser, de tratar con la gente. La poesía está para que la gente que la lee la haga suya y al leerla se conviertan también en poetas. Porque yo estoy convencido de que todos somos poetas. Todos en algún momento quisimos escribir una poesía. Pero primero hay que ser lectores de poesía. Y si me preguntas lo contrario, ¿qué no es poesía? yo te diría que la poesía no son palabras ordenadas e hilvanadas para que queden bonitas. Yo creo que la poesía sin emoción no es poesía. Es una arquitectura de palabras, muy bonita, sí, pero fría .

10. Cumple 65 años este domingo. ¿cuándo se jubila un poeta?
Nunca.