Y COMER

Casa Deza: menú casero en un restaurante acogedor

Ubicado en la calle Concejo, el local cuenta con distintos espacios y rincones que lo hacen muy acogedor, con una decoración rústica, un servicio rápido y amable y una cocina que trabaja a buen ritmo

Fachada del local.
Fachada del local.
Casa Deza: menú casero en un restaurante acogedor

Quiso el azar que conociese, casi al mismo tiempo este local, entonces ocupado por el Asador de Roa que acababa de instalarse en Ourense, y Las Caballerizas de Casa Deza en Vilar de Astrés, allá por el otoño de 2006. Esta semana fui a Casa Deza, que lleva ya unos años en la calle Concejo, donde se inició Emilio con su Asador de Roa, para probar su menú del día. 

El local, amplio, cuenta con distintos espacios y rincones que lo hacen muy acogedor, con una decoración rústica, un servicio rápido y amable y una cocina que trabaja a buen ritmo. El aforo estaba mediado, es decir, había bastantes comensales, y sin embargo no tuvimos que esperar. El menú, que está activo de lunes a viernes, lo componen tres primeros y tres segundos, para elegir, entre un amplio rango de platos de vegetales, pescado, carne y pollo, pan, bebida, postre y café.  También es posible optar por el menú de un plato, con pan bebida postre o café por siete euros.

Yo pedí un primero tan sencillo como agradable: una ensalada formada por patata cocida, aceitunas negras, gambas mejillones, tomates cherry y un aliño de ali oli y de segundo, un sargo a la plancha. Un sarguito de ración, abierto por la espina, con unas patatitas cocidas y un aliño de aceite y ajo.  

Me pareció una comida perfecta para un mediodía de verano, y me alegré que una compañera de trabajo me hubiese recomendado este sitio, tan nuevo para mí, y al mismo tiempo tan largamente conocido por aquel local de Vilar de Astres y el que tuvieron en Piñor, en ambos casos, famosos por sus tablas mixtas de vegetales, carne y langostinos, que siguen manteniendo en la carta de su establecimiento en el centro de Ourense.