LA REVISTA

Todo el mundo sabe sobre fútbol, política y nutrición

Hay que tener mucho cuidado con seguir ciertas dietas que se ponen de moda, y que muchas veces perjudican de forma grave a nuestro organismo 

Es importante llevar un ritmo de vida saludable.
Es importante llevar un ritmo de vida saludable.
Todo el mundo sabe sobre fútbol, política y nutrición

Desde el primer artículo publicado en esta sección, comprobarán que uno de los principales y humildes objetivos de quien esto escribe es inculcar al profano que practique ejercicio físico sí, pero siempre organizado y dirigido por un profesional titulado y sensato.

Si este requisito es imprescindible en el ámbito del Fitness ¡qué podemos escribir sobre el campo de la Nutrición! Si ejecutar mal un ejercicio puede provocar una lesión o -en el mejor de los casos- no lograr los objetivos previstos, con las cosas del comer ya metemos los pies -y la boca- en terreno pantanoso. Porque el alimentarse es una necesidad vital, con una repercusión inmediata en nuestra salud.
 
La ignorancia es atrevida

Y como de fútbol o de política, de Nutrición todo el mundo sabe. Todo el mundo controla. Todo el mundo aconseja. Debe ser que pocos aplican esa sabiduría, visto el nivel de obesidad, inflamación y sobrepeso de nuestras calles, en línea con las alarmantes estadísticas que cada año se publican en España, donde la mala educación nutricional es hederitaria.

Cuando intento asesorar a algún cliente, siempre recomiendo al menos repasar sus hábitos con el nutricionista que abajo escribe. Y en no pocas ocasiones me responden: “Pero si yo me alimento bien”, “yo ya sé lo que tengo que comer” o “dejo de cenar y ya me sirve”. Tres frases que sólo confirman mis sospechas del nulo conocimiento sobre la materia y su importancia. Si se dejan dirigir y notan los resultados comprenden cuán equivocados estaban. 

Más gordo, más pobre y más tonto

Peor que estar equivocado es ser ignorante y atrevido. En lugar de contratar los servicios de un profesional titulado y cercano, algunos recurren a “doctor Internet”. ¿Y qué encontramos por ahí? Granujas, iluminados y vendedores de humo con pico de oro.

Cada año surge una nueva tendencia, favorecida por alguna celebridad con mucho tiempo libre: Detox, Dukan, Perricone, Paleodieta, Disociada, Montignac, Alcalina, del Ayuno, 5:2... Decenas de dietas, a cada cual más disparatada. ¿Resultados? Quien las sigue termina más gordo, más pobre y más tonto. Insisto, una vez más, confíe en los profesionales.