DENOMINACIONES

Un vino joven y fácil pero muy bien valorado

Lolo es un vino muy apetitoso y fresco, con esa acidez justa que tanto identifica al Albariño del Salnés más litoral, un vino para un público más joven, pero que cuenta también con el respaldo reiterado de las narices y paladares más críticos de Burdeos

Paco y Lola.
Paco y Lola.
Un vino joven y fácil pero muy bien valorado

El Challenge International du Vin de Burdeos no fue muy generoso este año con los vinos gallegos. Tan solo dos denominaciones de origen, Rías Baixas y Ribeira Sacra volvieron con medallas. De las ganadoras, Paco y Lola, la bodega de la Cooperativa Vitivinícola Arousana fue la única que regresó con dos medallas de oro. Una de ellas fue para Lolo, su vino más joven en todos los sentidos, porque fue la última incorporación a su catálogo y porque está elaborado con uvas procedentes de sus cepas más jóvenes.

El lector podría pensar que el jurado internacional que evaluó las más de 4.000 muestras se decanta por un tipo de vino más joven. Pero lo cierto es que de la misma bodega también regresó con una medalla de oro su Vintage 2012, un vino criado durante un año con sus lías finas y otros cuatro años más en depósito de acero antes de ser estabilizado y embotellado.


Paco y Lola está a punto de cumplir trece años. La integran los 428 socios de la cooperativa vitivinícola, que aportan un viñedo formado por un gran mosaico de parcelas, algunas realmente pequeñas, pero que juntas suman 210 hectáreas


Ahí está buena parte de la clave del éxito de sus vinos, en la gran diversidad de suelos, de orientaciones, de exposición al sol, de rango de edad de las cepas... siempre con las características que son comunes a los albariños del Salnés, con más acidez y carácter atlántico que las de otras subzonas de la denominación de origen Rías Baixas.

Con una capacidad para procesar hasta tres millones de kilos de uva, la bodega lleva algunos años con una media de elaboración de millón y medio de litros de vino, lo que la convierte en la más grande de las que tienen el sello de Galicia Calidade.

Pese a su juventud, Lolo es un vino que ya tiene un buen historial de premios: medalla de plata en la misma competición en 2012, Baco de oro en 2015 y excelentes puntuaciones en las revistas internacionales especializadas.

Lolo es un vino muy fácil de beber, muy apetitoso y fresco, con esa acidez justa que tanto identifica al Albariño del Salnés más litoral, un vino para un público más joven, pero que cuenta también con el respaldo reiterado de las narices y paladares más críticos de Burdeos.