ENTREVISTA

Desde A Rúa para el mundo

Adrián Blanco, recientemente proclamado campeón gallego, afronta otro año ilusionante dentro del World Padel Tour

Adrián Blanco (derecha), durante su participación en el Torneo Stores Persán, disputado en Padelprix..
Adrián Blanco (derecha), durante su participación en el Torneo Stores Persán, disputado en Padelprix..
Desde A Rúa para el mundo

A sus 31 años ya ha vivido éxitos, malas rachas y hasta delicadas operaciones. Todo con una pala de pádel en la mano. Se codea con los mejores y es un habitual dentro de la élite, el cuadro del World Padel Tour, donde actualmente ocupa el puesto 62, aunque llegó a estar en el 36. Adrián Blanco (A Rúa, 1987) viene de cerrar un año 2018 de dos caras. Fue de menos a más y quiere seguir con esa dinámica en los próximos doce meses.

"La primera parte no me fue del todo bien, una vez superado el Gallego de 2017 que gané con Borja Yribarren como pareja. Hacia la mitad de año, me quedé sin compañero y estuve dubitativo, no sabía con quién jugar, no tenía pareja fija. Pero desde julio, pasó lo contrario. Juego con Javier Martínez, un chico joven de Valladolid. La segunda mitad de temporada fue de lo que mejor he jugado en mi carrera", recuerda Blanco.

Precisamente en ese tramo de campaña llegó el segundo título autonómico seguido. Para ello, volvió a aunar fuerzas momentáneamente con Yribarren. No les fue mal y revalidaron el título como colofón al curso deportivo tras superar en la gran final a la dupla Fernando Aldao-Boris Castro por 6-1 y 7-6.

Entre medias, presencia en diferentes puntos de España, en torneos de nivel, e incursiones internacionales a Francia o Portugal. Un esquema que espera repetir en la campaña que ya asoma en el horizonte. "Voy a seguir jugando con mi compañero actual. La intención es intentar conservar la inercia con la que terminé el 2018 y entrenar duro en pretemporada de cara al mes de marzo, que será cuando participe en los primeros torneos" avanza el rués.

Para perfeccionar su juego y estar en el "meollo" del pádel, Blanco tuvo que cruzar el Bierzo. Pasó por Ponferrada, León o Madrid, y estuvo en Valladolid, a donde ha vuelto. "Sigo en tierras pucelanas, pero toca cambiar de aires. En un par de meses se va a terminar de constituir un club de pádel en León y voy a ser el gerente y me iré a vivir allí. Este año tocará compaginar la competición pura y dura con esta misión en el club".

Un nuevo reto que une responsabilidad y pasión y que demuestra que el pádel continúa su expansión con nuevos clubes e instalaciones. "Ourense es una de las provincias donde parece que más cuesta que crezca el pádel. Estoy seguro que es una de las que menos pistas por habitante tiene. Pero tarde o temprano dará ese salto. Aquí en Castilla y León ves que casi cada pueblo tiene una pista. En Ourense se van abriendo. O Barco, A Rúa...", analiza el ourensano.

Un futuro ilusionante en sus manos. Un rués que se codea con la flor y nata del pádel nacional y mundial y que afronta el 2019 con ganas de seguir arriba.


con Yribarren en Galicia...


Segundo título gallego consecutivo para Adrián Blanco formando pareja con su buen amigo Borja Yribarren. Llegó en el mes de diciembre en A Coruña. Ellos llegaron a formar la pareja totalmente gallega dentro del World Padel Tour pero a mitad de temporada separaron sus caminos, aunque se juntaron para revalidar el trono autonómico. Una fórmula que ha funcionado.


... con Martínez en el world Pádel Tour


Compañeros de entrenamiento y pareja en fase de consolidación. Las buenas sensaciones del ourensanos con Javier Martínez, pucelano de 22 años, le animan a afrontar el 2019 con ganas. Ya han compartido torneros, por ejemplo, el París Challenger de hace unos meses. Continúan puliendo su acoplamiento y ambos tienen buenas perspectivas de futuro.