NUTRICIÓN

¿Qué cantidad diaria de agua se debe beber en verano?

La hidratación durante los días de más calor es muy importante, pero ¿cuántos litros de agua se deben consumir durante el día?

Tomas de agua con fruta es una opción excelente contra la deshidratación.
Tomas de agua con fruta es una opción excelente contra la deshidratación.
¿Qué cantidad diaria de agua se debe beber en verano?

Gracias Chelo por tu consulta, lo cierto es que nos han llegado varias cuestiones relacionadas con este tema.

La recomendación actual para cubrir las necesidades de consumo de líquidos para personas mayores es de 30 ml por cada kilogramo de peso, esta cifra ha sido estimada en base a la cantidad de agua que el cuerpo necesita para cubrir todas las exigencias fisiológicas. Todo el agua que perdemos, debemos restituirla convenientemente, así evitaremos deshidratación y las alteraciones que la acompaña. 

Es importante tener en cuenta que esta recomendación estándar de ingesta de líquidos, sólo es adecuada en circunstancias normales, en situaciones especiales de estrés, enfermedad, ejercicio físico moderado o de mayor exposición al calor, como es el caso en estas fechas estivales, aumenta la exigencia hídrica. Razón por la cual se añade una cantidad extra de líquido para completar la Recomendación. 

Consideramos que, a partir de los 37ºC, por cada grado que suba la temperatura, sumaremos 300 ml de líquido, así una persona mayor que pese una media de 60 kg y esté en nuestro Ourense de 39 ºC, deba tomar alrededor de 2,4 litros de líquidos al día. 

No, no se trata de beber toda esta cantidad de agua en un día, este valor se refiere al total de líquidos que debe restituirse a través de la alimentación. Una parte importante, 6 -7 vasos de 250 ml, deberán tomarse en forma líquida a repartir entre agua, alimentos líquidos (leche, bebidas lácteas, zumos, refrescos) y preparaciones con agua (caldos, sopas, gelatinas, etc.). 

Te recomiendo recurrir a estas alternativas para organizar menús y alternar tomas de agua con otras bebidas líquidas, que motiven la hidratación. 

Completaría el aporte hídrico, el agua contenida naturalmente en los alimentos, principalmente, frutas y hortalizas. 

En cuanto a la forma de hidratación, te aconsejo repartir estos 7 vasos de agua o bebidas líquidas, gradualmente a lo largo del día, incluyendo pequeñas tomas especialmente en el ayuno y en las horas de la mañana.

También es un buen recurso beber un pequeño vaso de agua en cada una de las comidas, facilitará además la ingestión de sólidos. 

Este modelo de recomendación puede ayudarte, toma nota: 

  • Al levantarse: 1 vaso de agua (de sabores o no sin azúcar).
  • Desayuno: 1 vaso de leche o bebida láctea. 
  • Media mañana: 1 vaso de zumo de pomelo.
  • Comida: 1 taza de gazpacho + 1 vaso de agua. 
  • Media tarde: 1 vaso de limonada. 
  • Cena: 1 vaso de agua ó infusión. 
  • Recuerda que aunque las bebidas líquidas son una opción válida es importante elegir preferentemente agua para la mayoría de las ingestas, facilitará la hidratación y el equilibrio calórico. 

Envíe sus dudas a: 
tunutricionista@marisolopez.es