MOTOR - ENTREVISTA

Javier Pardo: "Ourense es muy difícil, pero el podio no es una locura"

Javier Pardo, piloto oficial de la marca Suzuki, llegará al Rally de Ourense como tercer clasificado absoluto del Campeonato de España de rallys

El alaricano Javier Pardo, en la estatua de homenaje a Reverter y Colemán.
El alaricano Javier Pardo, en la estatua de homenaje a Reverter y Colemán.
Javier Pardo: "Ourense es muy difícil, pero el podio no es una locura"

Ha dejado de ser la firme promesa del automovilismo ourensano para convertirse en una de las perlas y futuro del deporte nacional. Javier Pardo, a sus 21 años, marcha como tercer clasificado del Campeonato de España de Rallys de asfalto, en su año de debut con el equipo oficial Suzuki.

Siete rallys disputados hasta el momento. A principio de temporada hablaba de ir de menos a más con el paso de las carreras, ¿cuál es su balance hasta el momento? 

Muy bueno. La verdad es que estamos siguiendo la pauta que marcamos a principio de temporada de ir de menos a más, conociendo un coche tan novedoso para nosotros y aprendiendo todos los detalles que necesitamos para mejorar.

El objetivo se decía que era completar kilómetros y sumar puntos para Suzuki, pero a la vista de los resultados, ¿está por encima de sus propias expectativas? 

Las circunstancias que se han dado hasta ahora con los otros equipos han hecho que los puestos que he firmado sean muy buenos. Las sensaciones son inmejorables, la evolución es notable y creo que todos esos factores hace que vayamos terceros clasificados absolutos del campeonato, primeros júnior y primero de la categoría N5.

Estos resultados, ¿le dan más motivación si cabe? 

Sí claro, pero somos realistas, sabemos que tenemos mucho que mejorar  que habrá equipos que nos superarán. Incluso vernos por delante de Joan (Vinyes), aunque sea de forma circunstancial, nos motiva y nos da energía para seguir.

Hablando de Vinyes, hablaba de aprender de él, pero los tiempos ya dicen que está cerca suya. ¿Qué le dice? 

Joan es un hombre al que le gusta ganar y muy poquito perder (se ríe). De todas formas, la relación es excelente. Él me asesora todo el tiempo, especialmente cuando las condiciones son complicadas, por ejemplo en la elección de neumáticos. Me dice que la progresión está siendo muy buena, pero yo también alucino con él, porque con la edad que tiene sigue aprendiendo y mejorando día a día. Es un referente para mí aunque no me obceco en ganarle porque sé que todavía tengo mucho que mejorar.

Y ahora llega el Rally de Ourense. Tras muchos años, un local con el dorsal número 3. Un orgullo, ¿verdad? 

Es un honor poder estar ahí entre los mejores, poder decir que voy primero en dos categorías y tercero del campeonato al llegar a la carrera de casa. Es un orgullo tremendo poder correr delante de mi gente y de todos los aficionados ourensanos.

Correr ante los suyos ayuda, ¿no? 

Sí, sin duda. Es un motivo más para intentar hacerlo un poco mejor todavía si cabe, pero sin perder la cabeza, hay que acabar las carreras (se ríe).

En un solo año ha cambiado todo tanto, ¿se sentirá diferente? 

No, para nada. El hecho de correr con otros colores y otro equipo no me hace cambiar absolutamente nada. Cuando me ponga el casco intentaré hacerlo lo mejor posible, dentro de mis posibilidades y siempre con la misma idea que tenemos desde el principio de temporada, que es completar el mayor número de kilómetros.

¿Pensar en el podio es descabellado? 

Viendo lo que está sucediendo en el campeonato, el abanico de posibilidades es infinito. En el Sierra Morena si no hubiese tenido problemas al final habría peleado por ello. Nunca se sabe, Ourense es un rally muy difícil, largo e incluso puede llover. No es una locura, para nada.

Al final parece que la apuesta por el cambio de proyecto le está dando la razón... 

Sí, la oportunidad que me ha dado Suzuki es inmejorable. Poder competir con un coche puntero en el Nacional para mí sería casi imposible y por eso le estoy muy agradecido tanto a la marca como a Ourense Termal porque me están apoyando a tope. ¿Qué podría estar peleando por la BkR2 o en el Europeo con el Peugeot 208 R2? Pues sí, pero es algo que no se me ha cerrado en un futuro. Solo sé que esta oportunidad no la podía dejar escapar.

Por último, parece que los vehículos N5 de RMC, después del incidente y exclusiones del Rally do Cocido, volverán al campeonato. Es una buena noticia para el campeonato.

Sinceramente, a nosotros nos beneficia mucho que vuelva. Necesitamos competencia y ellos lo son. Sin ellos, estamos intentando competir con nuestros coches contra la máxima categoría, los R5. Sin una referencia no sabemos si lo estamos haciendo bien o mal. Que entren más coches de la categoría N5 siempre es bueno, más si es con pilotos de nivel como Adrián Díaz o Álvaro Muñiz.