SUCESO

El menor que denunció a sus padres en Verín se niega a regresar a casa

El joven le hizo saber a la Guardia Civil que teme por que le hagan algo mucho peor y por ahora permanece en la casa de la madre de su novia

El menor que denunció a sus padres en Verín se niega a regresar a casa

El menor (17 años) que denunció a sus padres por darle una bebida con la que se quedó profundamente dormido para quemarle los tatuajes que tenía en el antebrazo se niega a regresar a su domicilio en la localidad de Amés (A Coruña). Así se lo hizo saber a la Guardia Civil, argumentando que teme por que le hagan algo mucho peor.

El joven, que permanece en Laza en la casa de la madre de su novia, se restablece de las quemaduras, mientras la Guardia Civil continúa con las pesquisas en el entorno de toda la familia del joven, incluida la de su novia, para esclarecer los hechos. El menor comparecerá en los próximos días en la Fiscalía de Menores.