Mundial Rusia 2018

TELÉFONO ROJO

Chus Pato: "¿O Mundial? Primeira noticia"

Hablamos del Mundial con... Chus Pato, miembro de número de la Real Academia Galega

El estadio Luzhniki (i) y Chus Pato (d).
El estadio Luzhniki (i) y Chus Pato (d).
Chus Pato: "¿O Mundial? Primeira noticia"

La intención del chófer de anécdotas era haber entregado ya el currículum para conducir el coche de Putin durante el Mundial de Rusia. Así las crónicas podrían salir redondas como la pelota. Pero como la sugerencia de que al cambio de sección se le sumase el de destino fue contestada con una perspicaz mirada al teléfono, el optimismo pidió el cambio. Al menos los jefes aceptaron que el aparato para acortar distancias sea rojo, como se bautizó a la línea directa entre la Unión Soviética y Estados Unidos instaurada el 20 de junio de 1963 después de que la crisis de los misiles en Cuba estuviese a punto de mandar el planeta por los aires. Gracias al cielo Sergio Ramos todavía no andaba por los campos del mundo poniendo balones en órbita y Nikita Jrushchov y John Fitzgerald Kennedy se quedaron sin el ejemplo. 

El teléfono rojo no era teléfono ni era rojo, sino una línea de teletipo, pero la metáfora era comprensible por todos y con el color se acentuaba el carácter de urgencia de las comunicaciones. Puede que esta fantasía periodística tampoco pase por el cribo de los expertos futboleros, pero la premisa es charlar un rato sobre el Mundial con interlocutores cuya actividad profesional es ajena a lo que sucede en los estadios. "Hoy todo el mundo te va a hablar de la destitución de Julen Lopetegui", pronostica a media mañana Jorge Ron . Podría parecer una porra marcada, pero el resultado puede cambiar hasta que el árbitro pita el final o al otro lado de la línea descuelgan el teléfono. 

El azar decidió en el riguroso sorteo de interlocutor que la primera protagonista sea la ourensana Chus Pato, profesora de instituto en Lalín, poeta y miembro de número de la Real Academia Galega desde que leyó su discurso de ingreso –'Baixo o límite'– sobre la poesía en el Paraninfo del IES Otero Pedrayo de Ourense en septiembre de 2017. Ya da la impresión de que el compañero Jorge Ron perderá la porra con la pregunta sobre si va a seguir el Mundial. "Nin de broma. É a primeira noticia de que hai un Mundial. Eu de fútbol non entendo nada, nunca vin un partido na miña vida". Quizá Chus Pato piense que en el fútbol no puede haber poesía, pero tampoco es el caso. "Seguro que hai, seguro, porque poesía hai en todas partes, pero eu non me fixo". Entonces puede que se trate de las contadas personas  que no se hayan enterado de que el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, destituyó hace unas horas al seleccionador nacional por haberse anunciado su fichaje para ocupar el banquillo del Real Madrid tres días antes del debut contra Portugal. Chus Pato acude al corte antes de que termine el enunciado. "Si, si, da dimisión do ministro de Cultura claro que me enterei". Al comentarle que la pregunta versaba sobre Julen Lopetegui intenta corregir la respuesta. "Pero ese señor e Rajoy non marcharon ao mesmo tempo?". Se refiere a Zinedine Zidane. El técnico francés comunicó su renuncia a continuar como entrenador del Real Madrid mientras en el Congreso comenzaba a triunfar la moción de censura presentada por Pedro Sánchez contra Mariano Rajoy. "Mire, de fútbol non sei nada. É absurdo que sigamos coa conversación". 


ESPINILLERAS EN LA ACADEMIA


Chus Pato da la entrevista por perdida, aunque al menos se ha carcajeado con la malicia sobre la necesidad de protegerse con espinilleras en las reuniones de la Real Academia Galega. "Non vou contestar, pero algún plenario si que é tenso porque a xente non ten que coincidir en todo". La página se encamina hacia los vestuarios y Chus Pato decide hacer un último esfuerzo. "Podes poñer que o único partido que vin na miña vida foi un anaco na serie 'Marseille' que dan en Netflix. Alí hai un equipo moi importante e aparece". Una charla Mundial.