Estado lamentable de la calle Remedios

Las baldosas hundidas en varias zonas de la calle que afecta incluso a los pasos de peatones no solo son peligrosas para los vehículos,

Estado lamentable de la calle Remedios

El estado que mantiene la calle de los Remedios en Ourense es desde hace tiempo absolutamente lamentable.

Las baldosas hundidas en varias zonas de la calle que afecta incluso a los pasos de peatones no solo son peligrosas para los vehículos, sino para los ciclistas, motoristas y viandantes. Ahora especialmente transitada por ser paso a los Juzgados.

En la foto se puede ver la extrema diferencia de cota entre unas y otras baldosas. Algo parecido provocó un grave accidente a un peatón en la calle Paseo y se arregló. Los barrios también son ciudad y deben ser atendidos. Habrá que recordar que existe, en caso de daños, una responsabilidad patrimonial del Concello que en su fin último pagaremos todos.

Avisados quedan.