Aunque no lo parezca, hay una parada de autobús

Aunque no lo parezca, hay una parada de autobús

En la calle Ervedelo, a la altura más o menos del santuario de Fátima, cada día se producen atascos y problemas con los viajeros que quieren acceder o bajarse del autobús urbano. Y es que aunque no lo parezca, en este lugar existe una parada de bus que nadie respeta, estando todo el día ocupada por vehículos particulares con total impunidad, sin que ni la grúa ni los policías locales logren imponer su autoridad para desalojarlos.