FOTONOTICIA

Sigue la selva detrás de la vieja cárcel

Después de que el Concello de Ourense procediera a limpiar algunos de los taludes situados en el margen del Barbaña, como el situado entre el paseo del río y la calle Rodríguez de la Passera, el situado detrás de la vieja cárcel de la calle Progreso sigue esperando. Aquí ya no hay solamente maleza de "silvas", hay arboleda que le asemejan más a una selva, con riesgo en caso de incendio tanto para la cárcel como para los edificios de la calle Irmáns Vilar Ponte.

Sigue la selva detrás de la vieja cárcel