FOTONOTICIA

Vergüenza de calles

Este es el estado que muestra la acera de entrada al Puente Romano, con adoquines rotos, constituyendo un grave peligro para los numerosos peatones que circulan por esa zona. Además, la proximidad del colegio de Salesianos hace que transiten muchos niños por esta zona, por lo que no es comprensible que continúe sin arreglarse.
 

Vergüenza de calles