INSTALACIONES PÚBLICAS

Los estudiantes piden mejoras para la Biblioteca Municipal de O Carballiño

El grupo de gobierno asegura que tiene, a la espera de aprobación económica, un proyecto de reformas

La Biblioteca Pública Municipal está situada en la Plaza Antón Losada, en la Avenida Calvo Sotelo.
La Biblioteca Pública Municipal está situada en la Plaza Antón Losada, en la Avenida Calvo Sotelo.
Los estudiantes piden mejoras para la Biblioteca Municipal de O Carballiño

La Biblioteca Municipal de O Carballiño es una tarea pendiente desde hace bastantes años. Las deficiencias que presenta en su servicio están provocando que, cada vez más gente, denuncie quejas y recurra a otras alternativas fuera del pueblo. Inaugurada en 1953 y siendo el único espacio de lectura y estudio del concello, ha sido olvidada por las autoridades, durante varias legislaturas, dejando a los vecinos descontentos. En estas fechas navideñas, cuando los estudiantes universitarios vuelven a casa y preparan sus exámenes de enero, se encuentran con unas instalaciones que no facilitan el estudio.

Las principales quejas tienen que ver con la infraestructura y con los horarios de apertura. La biblioteca abre de lunes a viernes desde las diez de la mañana hasta las 13,30 horas y, por la tarde, desde las cinco hasta las 20,30 horas. Los jóvenes asiduos a ella lo califican de "ridículo e insuficiente, sobre todo por las tardes, que no te da tiempo a estudiar nada", en palabras de una de las afectadas. Una posible solución que se contempló en el pasado era la de contratar a un auxiliar, pero no llegó a efectuarse. La calefacción lleva tiempo siendo un problema. "En verano no hay aire acondicionado y en invierno antes te morías de frío y ahora no se aguanta con el calor", comentaba otra joven. En cuanto a la conexión a Internet, es necesario tener un carnet de socio para poder registrarse. Los baños también suscitan comentarios negativos. En la sala de lectura de adultos se encuentra un pequeño espacio que cuenta con un aseo y hace al mismo tiempo de almacén para productos de limpieza.

Estas quejas ya fueron remitidas en 2012 al anterior gobierno a través de una carta formal en la que se solicitaban mejoras. Los vecinos lamentan que, teniendo la posibilidad de habilitar un edificio emblemático como es este, se deje caer en el olvido.

A la espera de un plan de mejora integral

Diego Fernández, concejal de Cultura, Educación, Normalización lingüística y Voluntariado, afirma que se han realizado pequeñas mejoras, pero que están en proceso de realizar una reforma integral. Hace varios meses, según Fernández, comenzaron a trabajar en este plan, del que sólo les falta contar con la financiación. Para su elaboración, realizaron varias encuestas entre los vecinos para saber cuáles eran las principales demandas de la cuidadanía. Ahora, según comenta el concejal, ha cambiado bastante el uso que se le da, ya que no se utiliza tanto como sala de lectura sino que se recurre a ella para estudiar, como en el caso de algunos opositores, por ello quieren adaptarse a las nuevas demandas. Esperan que la Xunta apoye su plan y que alguna otra administración colabore económicamente.n