RIBEIRO BLUES WINE

Un brindis "bailongo" en Castrelo

El Ribeiro Blues Wine Festival llegó a su última jornada con una afluencia considerable de visitantes, que degustaron vinos de la Denominación de Origen al son de bandas y solistas de rock y pop en dos sesiones programadas en el Náutico

El festival ya cerró sus puertas hasta el próximo año.
El festival ya cerró sus puertas hasta el próximo año.
Un brindis "bailongo" en Castrelo

Los acordes de Pardo y de la discoteca de RBWF abrieron ayer, al mediodía, la segunda y última jornada del Ribeiro Blues Wine Festival, que en su quinta edición congregó a cientos de visitantes en la explanada del Parque Náutico de Castrelo de Miño. 

Los asistentes dispusieron de un total de 19 puestos de bodegas para degustar vinos de la Denominación de Origen y de ocho puestos de comida y una "pulpeira" para almorzar, merendar o cenar, además de un mercado donde poder adquirir productos elaborados por artesanos. El tiempo caluroso y soleado también contribuyó al éxito de esta doble cita de alta calidad con solistas y grupos musicales y el vino de O Ribeiro, y donde algunos aprovecharon para navegar en el catamarán municipal por el embalse fluvial y conocer la riqueza paisajística de la zona. Ya en el turno de noche, la sesión fue inaugurada por el veterano Claudio Gabis, fundador de la primera banda de rock de Argentina, en los años 60 del pasado siglo. La cantante Susan Santos y el impactante sonido del grupo  Deteriorados fueron los encargados de poner el punto final a esta edición del festival, que está organizado por el Concello de Castrelo con la colaboración del Consejo Regulador de O Ribeiro y la Diputación provincial. Una cita que ya ha encontrado su propio hueco en la programación cultural veraniega de la provincia.